Entrevistas

 

24-05-2009

Unfinished Sympathy, les queda simpatía para rato


1

Unfinished Sympathy acaban de editar un nuevo trabajo “Avida Döllars”, un nuevo giro de tuerca a su evolución sonora y un nuevo pretexto para charlar con Eric, un tipo con la cabeza muy bien amueblada.  

"Avida Döllars" suena de muerte, tiene una producción estupenda y parece un paso más en vuestra evolución. Me pregunto yo: ¿hacia dónde?
Nuestra evolución es totalmente darwiniana, nos adaptamos a las circunstancias para poder sobrevivir en el superpoblado mundo de las bandas de rock, asegurándonos siempre de que las circunstancias, aunque condicionen nuestra actividad, no condicionen nuestro discurso musical. Hay cambios disco a disco, es cierto, pero son debidos a una serie de factores entre los cuales el azar ocupa el puesto predominante. Intentamos hacer música que nos haga vibrar cuando la tocamos en directo, y esa es nuestra única premisa. Nuestro objetivo es vivir mucho y bien la experiencia de tener una banda de rock and roll como leitmotiv en nuestras vidas, hasta que nos cansemos o hasta que el mundo nos dé la espalda.
 

Las tres máximas que rigen las respuestas de cualquier artista que se precie son: “este nuevo trabajo es lo mejor que hemos hecho nunca”, “no tenemos sonido retro, somos un grupo actual, del siglo XXI” y “nosotros no premeditamos nada, nuestro disco ha salido así, la evolución de nuestro sonido es natural”. Y me acabo de quedar de piedra, porque en tu respuesta me parece entender entonces que en vuestra evolución hay algo de premeditación. ¿Es así o me equivoco yo al leer entre líneas?

La verdad es que creemos que es nuestro mejor disco, que no tenemos un sonido retro y que la evolución de nuestro sonido es natural. Todo eso es cierto, lo que pasa es que quizás no sea lo más relevante que nos pasa musicalmente. Nosotros pensamos y reflexionamos mucho acerca de cosas meta-musicales, sobretodo a la hora de plantear una campaña de conciertos, su organización, su difusión. Tambien pensamos mucho sobre como tiene ser el orden de las canciones del disco, qué canciones entran y las que no, si queremos una portada así o asá, las fotos, el tipo de producción, etc. Todo eso está premeditado, pero cuando entramos en el local de ensayo apagamos la parte racional del cerebro y nos dejamos guiar por las entrañas, y de ahí salen las canciones. Un buen equilibrio entre racionalidad e instinto es lo que permite optimizar tu actividad. 

Las guitarras suenan mucho más limpias, ¿buscabais es sonido? ¿Os ha salido así? ¿Lo ha sugerido el productor?
Hemos producido el disco con Santi Garcia en Ultramarinos Costa Brava, como los anteriores. Le dijimos que queríamos un sonido diametralmente opuesto al de “We Push You Pull”, en el sentido que aquel era un disco muy preciso, muy técnico, con predominancia de la tecnología a la hora de conseguir un sonido limpio y exacto. Para esta ocasión, preferimos buscar un sonido de madera, más impreciso, aunque más cálido. Lo que nos pasó con las guitarras fue aún menos premeditado de lo que cabría esperar: teníamos dos amplis para grabarlo, uno de la marca George, que tiene Santi, y un Hughes&Kettner de una serie de válvulas que han fabricado recientemente y que nadie de nuestro entorno utiliza. El George era más agresivo y sucio, y el H&K mucho más aterciopelado y elegante. Queríamos grabar una pista de guitarra con cada ampli cuando el George se fundió y sólo pudimos utilizar el H&K, y la textura que descubrimos nos encantó. 

Yo soy el primer defensor de Santi García, pero tanta unanimidad entre sus “clientes” es hasta mosqueante. ¿Estamos ante el Rick Rubin patrio?

Rick Rubin, por lo que cuentan, tiene bastante jeta y es más bien vago. Santi no, es trabajador y honesto, y además controla los aspectos tecnológicos de una grabación además de los artísticos.  

No conocía ese aspecto del barbudo, pero es bien conocida su olfato. ¿Realmente estamos ante un mago de la mesa de sonido? 

Lo que pasa es que Santi, como persona, es un encanto de la cabeza a los pies, y hace que trabajar a su lado sea algo relajado, además del hecho que sabe interpretar perfectamente las necesidades de un grupo. Digamos que es un tipo con muchos amigos, que se hace querer, y nosotros somos amigos suyos tras años de convivencia en el estudio y fuera de él. Hemos hecho excursiones a la montaña, hemos pillado cogorzas importantes juntos, nos hemos ido de gira con él ayudándonos en el sonido, hemos compartido momentos sentimentales difíciles o espléndidos... En fin, el peso de lo personal es casi tan importante como el de lo profesional. Para mí, en resumen, es un amigo que además resulta que es un crack, con un cerebro privilegiado y un carácter estupendo. Y, por encima de todas las cosas, ¡es barato! Solo falta que nos enrollemos, pero tranqui, ¡todo llegará! 

El título, “Avida Döllars”, es una clara referencia hacia Dalí, al apodo que le pusieron los surrealistas cuando consideraron que se estaba vendiendo. ¿Sois muy fans de Dalí y/o hay un mensaje irónico respecto a ex fans decepcionados con la evolución musical de Unfinished Sympathy?
No somos tan fans de la obra de Dalí como del personaje, que, en su caso, era su obra al mismo tiempo. Demasiadas veces existe un esnobismo imperante en el mundo de la cultura independiente. A la gente no le importa pagar 4 euros en una discoteca para pagar una Coca-Cola y así enriquecer al dueño de la discoteca y a la multinacional de los refrescos, y en cambio se queja porque un grupo pida un dinero para tocar porque ese es su trabajo. Y cree que un grupo "honesto" apenas debe pedir dinero para tocar, mientras que si un grupo lo hace, es moralmente reprobable. Me parece perverso y asqueroso... “¿Para ser un grupo guay hay que perder dinero? ¡Vete a a la mierda!”.

Con los años los prejuicios se superan, tanto al hacer música como al escucharla. ¿Cuál es ese grupo o estilo que escuchas ahora y que hace unos años ni imaginabas que alguna vez pudiera llegar a gustarte?

Prefab Sprout. Los escuchaba mi padre, gran aficionado al Ruta, dicho sea de paso, cuando salió el “Steve McQueen”, y me irritaba la atmósfera pulcra y políticamente correcta que supuraba su música. Cuando después sacaron "From Langley Park to Memphis" ya me indigné del todo, con esas pintas ochenteras chungas y los sintes horteras... Pues bien, ahora mismo me parecen el mejor grupo de pop de la historia, y cada uno de sus discos vale un imperio. 

¡Al final van a tener la culpa ellos de vuestra evolución natural hacia las melodías y un sonido más limpio!

Bueno, no creas, a mí me gustan pero a mis compañeros de grupo ni fu ni fa. De hecho, aunque no lo parezca, cuando componíamos en el local pensábamos que estábamos haciendo un disco de punk. Fue en el estudio dónde los colores y los matices fueron apareciendo, y ninguno de nosotros, incluido Santi, sabía exactamente hacia dónde estábamos yendo. De hecho, en el estudio comentábamos que no teníamos ni idea de lo que estábamos haciendo a nivel estilístico, mientras que, por el contrario, en el local de ensayo hacía tiempo que no habíamos tocado tan fuerte ni tan rápido. Fue al final de la mezcla cuando tuvimos una visión de conjunto, para llegar a la conclusión, otra vez, que no teníamos ni puñetera idea de como se encasillaría el disco. 

Y ya que estamos hablando de evolución, ¿qué pensáis del cambio del Ruta al color tú y un rutero veterano y de pro como tu padre?

Mi padre ya no se lo compra, a cierta edad decidió que lo suyo ya eran cosas de viejo, rollo Juanito Valderrama y new age. Esto fue porque cuando yo era adolescente hicimos un viaje familiar a New York, y me llevó a un concierto de White Zombie y Anthrax en el Roxy. El retumbar de los graves en su corazón le asustó y se fue al fondo de la sala pensando que le iba a dar un infarto. Desde entonces escucha la música flojita, y lo último que le he pillado escuchando ha sido The Waterboys. Pero recuerdo escuchar de pequeño cosas impropias de mi tierna edad como The Jesus and Mary Chain, The Smithereens, Camper Van Beethoven, The Nomads, Durruti Column o That Petrol Emotion. 

Sois uno de los grupos de aquí que mejor funciona fuera, ¿qué diferencias notáis entre nuestra escena y la de otros países? ¿va el mismo tipo de público a veros? ¿tenemos motivos para quejarnos por lo que tenemos o nos quejamos de vicio?
Tenemos un poco abandonada Europa, en otros tiempos un escenario tan habitual para nosotros como la Península. La razón es que nos pagan mejor aquí que allí, simplemente. Y esperamos a tener un buen hueco con disponibilidad para poder recuperar la faena que ahí dejamos a medias. Cada país es distinto, obviamente, aunque en un grado parecido a lo distinta que es cada localidad de cada país. Tocar en Murcia o en Bilbao son experiencias radicalmente distintas, aunque gratificantes las dos, y quizás hay más paralelismos entre ciudades Europeas de distintos países que entre dos ciudades del mismo estado. Nosotros no nos quejamos de nada, ni creemos que la escena española sea peor o mejor que cualquier otra. Si nosotros gustamos es porque lo merecemos, y si no gustamos, también es culpa nuestra. En España se puede hacer una carrera musical intensa, rica y remunerada, tan sólo hace falta que tu vanidad no supere nunca tu talento. 

Además has sacado tu segundo trabajo en solitario, "Bahía Paraíso", parece que no paras.
Aproveché un parón logístico de la banda para grabar unas canciones con una metodología radicalmente distinta a la del grupo. Tengo sobreproducción de canciones y cuando puedo aprovecho para trabajarlas y editarlas.

Es un disco muy variado, con bastantes sintetizadores, en el que parece que das rienda a otros sonidos que parece que no caben en la banda, ¿no?

Efectivamente, Unfinished es una banda de rock, pero a mí no solamente me gusta formar parte de una banda de rock, sino la música en un espectro más amplio, y soy igual de fan de Jawbreaker que de New Order.

No pretendo ofenderte y me jode decir esto, pero "I Put My Life Into Boxes" a bote pronto me ha recordado a Phil Collins, espero que no sea una influencia...
Detecto que tienes algo en contra del bueno de Phil, y es una pena porque te pierdes canciones tan bonitas como "Billy don't loose my number". Pero para tranquilizarte te diré que no, no es una de mis influencias directas ni soy especialmente fan.

También parece un disco con vocación multicultural, con temas cantados en inglés, francés y catalán, ¿cómo surgió la idea?
Quizás responde al multiculturalismo que hay en mi familia, pero desde luego no es una cuestión de principios e ideologías sinó de musicalidad. Cuando compuse "Devin", las palabras que me venían a la cabeza eran en francés, idioma de una mitad de mi familia. Y respecto a "Una casa", se trata de una canción que escribí hace diez años, en un momento que el surrealismo de Sisa me tenía enamorado. El resto son en inglés, que es mi idioma preferido para cantar a gusto.

¿Por qué no en castellano? Seguro que hay a quien le molesta...
Porque en toda mi vida he escrito solamente dos canciones en castellano, y ambas tienen más de cachondeo que de seriedad. El castellano me parece muy teatral, y me cuesta explicar intimidades, es el idioma que utilizo para relacionarme con la gente de España, pero casi nunca con mi entorno, que es catalanoparlante.

Para los que no hemos escuchado tu primer trabajo en solitario, ¿qué diferencias hay con éste?
El primer disco en solitario, "Descarrilant" (1997) también está hecho en mi estudio casero, aunque en ese momento quise hacer una producción "rock", emulando una batería real, guitarras y bajos de verdad, y con apenas presencia de sintetizadores. Era un disco de una banda de rock hecho por un tío solo. "Bahía Paraíso" es mucho más tecnológico y ecléctico. 
 

Va a ser editado en vinilo y descarga en internet, no en compacto... Parece que eres de los que piensa que con internet ese formato ha perdido sentido. Y, por otro lado, se confirma la buena salud y recuperación del vinilo.
Cierto, el CD se ha quedado en un limbo y no sé cuál va a ser su futuro. Yo nunca he dejado de comprar y escuchar vinilos, y me alegra que el mundo de la música les esté dando una segunda oportunidad. La pena es que los vinilos que antes estaban en cubetas de 1 euro están siendo revisados, y cada vez te piden más dinero por ellos en las tiendas. La ley de la oferta y la demanda se está notando.
Además has montado un sello, Hang The DJ... ¿Cuál es vuestra declaración de intenciones?
Alternamos los lanzamientos exclusivamente digitales con lanzamientos en vinilo. Aparte de "Bahía Paraíso" hemos sacado un split single de 7" entre Half Foot Outside y The Unfinished Sympathy, un par de video-documentales sobre el festival de hardcore de Sant Feliu de Guíxols, un disco en digital de Rosa-Luxemburg, otro de Backflip y el  más reciente, el vinilo de debut de Bullitt, un cuarteto de punk-rock  melódico con unos temas que flipas. El siguiente será el nuevo disco de tus queridos Biscuit.

Pero con la crisis general, y la de la industria musical en particular, ¿¡cómo se te ocurre montar un sello ahora!?
Hace años que vivo con cuatro chavos y estoy acostumbrado a vivir en crisis permanente. En cambio, ahora que los grandes capitales se hunden, las especies mejor adaptadas a la precariedad somos las que emergemos.

Autor: JF León

Bookmark and Share