Conciertos

 

02-03-2014

The Steepwater Band. Explosivo Club!, Zaragoza


1

Precedidos de una serie de conciertos por la península cuyas crónicas hablaban maravillas, la actuación de Zaragoza cumplió con creces las expectativas y no dejó indiferente a nadie. Con nuevo guitarrista, Eric Saylors (cuyo parecido con Warren Haynes es asombroso), la banda de Chicago regresaba para presentar en directo “Live & Humble”, una colosal explosión de hard-rock, boogie-rock, blues-rock con toques de jam-band. La actual formación se completa con Jeff Massey en la guitarra y voz, Tod Bowers al bajo y Joe Winters como baterista. Aquí no tienen cabida artificios ni elementos externos que distorsionen la pureza de su música. Solamente guitarras eléctricas tocadas a gran volumen y con un sentimiento que roza el éxtasis. Sus referencias a los clásicos Led Zeppelín, omnipresentes en su música, tuvieron su reconocimiento en un medley final de ¡¡¡20 minutos!!! entre las que incluyeron “How Many More Times” de los susodichos. Valga esta muestra para hacerse una idea de lo que los estadounidenses derrochan en directo. Pero centrémonos en un set-list iniciado con la flameante “Fire Away”. Jeff Massey es un vocalista excepcional y toca a la vez su guitarra de una manera vibrante y apasionada. “High & Humble” fue bien recibida, pero me quedo con la siguiente “One Way Ride”, con un atronador ritmo de bajo de Tod haciendo retumbar los cimientos de la sala. Tras presentar “Hard as Stone”, fui testigo de la mejor versión que jamás he oído de Neil Young, “Like a Hurricane”. Apoteósico. Resulta difícil no darse cuenta lo bueno que es el canadiense, pero que tu canción la lleven a límites insospechados con un Massey quemándose las yemas de sus dedos y dejándote sin aliento, pocas bandas y pocos músicos son capaces de alcanzarlo. Después de este orgasmo, ¿qué más podíamos esperar? Otra sorpresa fue la incorporación de “lap steel guitar” que tocó Saylors en “Come On Down”, dándole el brillo necesario a su áspero blues. En la parte final, después de despedirse ya en bises, nos reservaron dos joyas y un medley que hemos comentado anteriormente. Simpatiquísimos, amables, cercanos, accedieron a hacerse fotos con su público y a modo de fin de mini-gira con los locales Mama Kin, inmortalizaron el momento con una foto de familia. Mama Kin venían de hacer doblete en Barcelona exhibiendo lo que es su última obra discográfica “Tensión”. Ellos conocen bien el terreno en el que se mueven y lo mejor de todo, lo hacen de maravilla. Dani Montañés “Petuco” es un gran vocalista escuela Rod Stewart, Paul Rodgers, Chris Robinson, y nuestro referente más cercano, Carlos Tarque. La banda suena mejor que nunca y lo respalda un consistente directo. Noches así ayudan a regenerar un género como el de las jam-bands cada día menos demandado en las nuevas formaciones de rock.

Autor: Rubén Vela

Bookmark and Share