Conciertos

 

04-10-2013

The Sheepdogs & Dixie Town. Bikini, Barcelona


1

Hay bandas y bandas. Grupos que ves y luego nunca vuelves a recordar más y formaciones que se te quedan grabadas en la retina a fuego. The Sheepdogs son de las segundas. Su fulminante paso por el Azkena fue la prueba de ello. Su corto set, gracias mediante al pesado de Billy Corgan que alargó su concierto lo indecible, se nos quedó dentro y nos dejó con ganas de más. Nos marchamos de Vitoria con su último trabajo bajo el brazo y deseando que volviesen a visitar nuestras tierras. Y por fin, nuestro anhelos se vieron cumplidos. Como teloneros de los canadienses, los gallegos Dixie Town, un trío poderoso de blues-rock de esos que no dejan títere con cabeza. Tres músicos que se unen a la perfección para conseguir un sonido potente y rockero, parece mentira que a penas ensayen. Nadie puede decir tras su actuación que en nuestras tierras no se hace música explosiva y de calidad. Tras ellos, The Sheepdogs por fin tuvieron el tiempo que les faltó en el Azkena y lo aprovecharon al 100%.

No había cabeza ni cuerpo que no entrase en el trip que supone un concierto de los de Saskatoon.  Rock sureño desde las praderas canadienses. Estos pastores de ovejas saben lo que es meterte el ritmo en el cuerpo, nuestros pies lo saben bien. El que no bailó durante su concierto es que estaba muerto o peor, no estaba allí viéndolos tocar. Rock and roll 100% con toques de sabia sureña y unas gotas de psicodelia, las justas y necesarias. Guitarras que emiten riff perfectos y armonía de voces. Algunos dirán que suenan a Allman Brothers y probablemente tendrán razón, pero suenan a Sheepdogs y eso no es decir poco. Porque además tienen algo fundamental, canciones, buenas canciones. Sonidos que transportan, que hacen que una tarde-noche de miércoles se convierta en un festival rockero. Una de esas noches que te vas a casa contento porque has visto algo grande. Algo que merece la pena recordar. Buena música, mejor banda. 

Autor: Anabel Vélez

Bookmark and Share