Entrevistas

 

13-06-2011

The New Christs, mesías marsupial


1

Muchos años han pasado desde que The New Christs iniciara su andadura musical, varios trabajos a sus espaldas, diversas giras por todo el mundo y un icono principal dentro del grupo como es Rob Younger. En breve veremos de nuevo al grupo australiano por el estado español y por ello nos hemos puesto en contacto con Rob Younger para que contestara a una serie de preguntas sobre el significado de The New Christs dentro de su carrera musical.

Rob, muchos años en la carretera del rock and roll, con muchas experiencias en diversos grupos, pero dime, ¿te sigue encantado las giras y tocar en directo?

Todavía me encantan las giras, sobre todo las europeas. Me gusta también trabajar en el estudio, pero odio grabar mis partes vocales, eso es un puto engorro. Es más fácil para mí tomar decisiones cuando trabajo para otras bandas, pero actualmente no sale tanto trabajo de este tipo, por desgracia. Me halaga que pienses que algunas de mis bandas han sido muy buenas, gracias. 


Desde tu punto de vista que te ha dado The New Christs en tu carrera musical.


Bien, The New Christs es básicamente mi invención, un vehículo para lo que quiero expresar, porque todo se basa en mis palabras y en mis melodías y buena parte en mi música, así que es mi invento, y estoy contento de poder trabajar con gente que tiene la suficiente fe en mi trabajo. Para mí representa la única manera que me parece lógica, en mi caso, de trabajar con una banda. Esta banda es mi modo de mirar las cosas, es mi mirada, para bien o para mal, y no es un intento de hacerme pasar por otra persona: la importancia de las cosas es siempre subjetiva, pero en el arte ya cuenta mucho el hecho de ponerse a hacer cosas. 

En donde está la clave de Rob Younger para conservar esa energía latente actual después de muchos años en la brecha.

Esnifo speed. Bueno, realmente no, y tampoco veo que la energía tenga que ser tan importante. La idea de 'high energy' rock'n'roll se suele relacionar con el tocar temas rápidos y fuertes, y visto desde esa forma, no tiene demasiado sentido, pues también encuentro energía en canciones lentas, que por otro lado son más apropiadas para hacer encajar una letra. Lo que prefiero es que la música sea melódica ante todo. En una buena melodía ya hay energía, el resto parece que tenga que ver algo con los músculos. Si te referías a que soy viejo pero que sigo tocando, lo puedes interpretar simplemente como que me gusta estar en una banda que todavía rockea, eso es todo. 

En The New Christs a través de los diversos trabajos que has sacado al mercado te has encontrado con excelentes músicos australianos que te han acompañado en tus grabaciones. ¿Qué han aportado todos estos músicos  en los sonidos del grupo?

The New Christs han tenido muchos músicos buenos, magníficas personas, pero en realidad la historia de esta banda tiene más que ver con la miseria, la tristeza y los problemas, con dejar escapar las oportunidades y con periodos de increíble diversión e inspiración de vez en cuando. Haber tocado con buenos músicos me ha beneficiado, porque sin ellos parecería tan vulgar como artista que realmente soy. Hacen que parezca muy bueno, y eso beneficia a la banda también. No me puedo definir como músico, pues eso es demasiado pomposo, suelo decir simplemente que soy un cantante de rock, que es algo mucho más preciso. Otras veces creo que al decir eso me menosprecio. Sea lo que sea, estos músicos han dado color y vida a esta banda, y una atmósfera de verdad, aparte de haber escrito parte del material. Le han dado a la banda su tiempo y su trabajo. No todos, claro, pues algunos han usado a la banda como una manera de darse a conocer, lo que considero muy poco agradable.  

En la actualidad The New Christs vais a lanzar un single nuevo y un disco en directo. ¿Qué nos puedes contar de estas dos novedades?

El single sale de unas partes instrumentales de sesiones fallidas con voz y algo más de guitarra. No es que sea nuestro mejor trabajo, pero está bien y puede que la gente lo valore más que yo. El disco en directo puede ser muy bueno, si la mezcla sale bien y hace justicia a lo que se grabó estará de puta madre. Se grabó hace dos semanas en el  Excelsior Hotel en Surry Hills, Sydney, la última noche de existencia de ese local. Ese sitio duró 35 años y nosotros lo hemos cerrado. Para Radio Birdman fue como una casa durante muchos años. 

En España el sello Bang Records va a reeditar vuestro disco  de 1997 "Lower Yourself". ¿Qué piensas de este disco en estos momentos?

Lower Yourself me gusta mucho más ahora que cuando salió. Siempre estoy inseguro al valorar los discos cuando salen. Pero la banda siempre ha sacado partido de ese disco al tocar en vivo. Siempre me gustaron las primeras mezclas de ese disco, muy crudas, menos convencionales.  Bang! ha hecho un buen trabajo con las mezclas y la portada, aunque aún no he escuchado el vinilo. Tendrá tres temas que fueron bonus tracks en unos 100 CDs de entonces y que son tan buenos como el resto. Tenía que haber sido un disco doble. Y es el único disco de  New Christs que no salió en vinilo. 


De The New Christs se puede decir a través de vuestro último  disco "Gloria" que tiene esa energía vitalista e incendiaria, con un aporte de melodía frente a la potencia guitarristica.


Gracias, aunque no sé qué contestar a esto, para mí es interesante sobre todo que se use la palabra melodía al hablar de nosotros. Como un fan del rock y del pop que sobre todo tiene melodías, es algo que me importa mucho. Recuerdo una entrevista con  Jim Morrison,  de cuando yo era muy joven, en la que hablaba de la importancia de las melodías en la cultura popular para preservar un acervo que de otra forma se perdería si toda la cultura escrita desapareciese. Las ideas se difunden bien con una buena melodía, y además, ¿quién puede discutirle algo al viejo Jim?  

¿Qué ha significado el sello Citadel Records en tu carrera discográfica?

Sin la ayuda que me ha prestado John Needham de Citadel posiblemente no tendría nada que hacer musicalmente. Siempre he sido muy perezoso y no me centro con facilidad, John me dio, igual que hizo con otros inútiles, una oportunidad para hacer música sin tratar de influir en mi sonido. Y me ha dado la oportunidad de producir a varias bandas, lo que además de ser divertido me permitió pagar algunas facturas e incluso ayudó a esas personas.  

Siempre me ha impactado tu personalidad al frente de la banda. ¿Cómo has imprimido ese carácter al grupo?

No hay método, no hay una manera de afrontar la relación con la banda. Me limito a crear una atmósfera, es un tema esotérico, intangible, pero ahí está la esencia de una banda y solo hay dos posibilidades, que funcione o que no. No se pueden comunicar estas cosas verbalmente, simplemente sentir que funcionan, o transmitir la idea de que se está totalmente comprometido con la música. Pero sí te puedo decir las cosas importantes que he aprendido de los demás, por ejemplo, de Charlie Owen aprendí (no con las palabras, sino con la práctica) a tocar en directo y al mismo tiempo escuchar a la banda, cómo reaccionar a lo que tocan tus compañeros, lo que no es tan simple como puede parecer desde fuera. 


Rob, ¿te has arrepentido de hacer algunas cosas en tu carrera musical?


No sé muy bien si te refieres a un fracaso en general en mi carrera o a pequeños errores, o si son de tipo comercial o artístico. Desde el punto de vista comercial esta banda ha sido un fracaso, no hay duda de eso. Pero tampoco me propuse que mi trabajo fuese popular en una escala grande, aunque no me hubiese importado. Porque eso me hubiese servido para hacer más discos (pagados por otros) y viajar todavía más. 


Que recuerdas de tu primera visita al Estado español, por ejemplo en Madrid en La sala Agapo y demás ciudades.

No recuerdo demasiado, creo que tocamos en el Agapo dos noches seguidas, y que la segunda fue mucho mejor. Los monitores eran una mierda, así que para mi era muy complicado oír lo que hacía. Me sigue sorprendiendo lo poco que los equipos de gente encargada del sonido se preocupan de que los cantantes puedan escuchar lo que cantan, lo que han intentado hacer antes en los ensayos y que en directo debe completarse.  Volviendo al tema, tocamos en Madrid en 1988 y 89 y no recuerdo muy bien lo que hicimos o dejamos de hacer. Me acuerdo que le regalé una chaqueta muy chula a una chica en el segundo concierto en Agapo. Creo que se trataba del final de la gira, porque Charle quería dejarla, no ir a Italia, volver a  Sydney porque alguien le estaba llenando la cabeza de falsedades sobre lo que su novia hacía en Australia. Y además, él estaba mentalmente agotado. Eran giras de nueve semanas, y los viajes eran horribles, imagina, era la época en la que en España no teníais esas autopistas estupendas que ahora cruzan el país, y podías quedarte atascado tras un camión o recorrer caminos llenos de curvas durante cuatro horas. Exagero un poco, pero tampoco tanto... Cuando llegabas a una ciudad estabas demasiado jodido como para pensar en el concierto, hasta que te dabas cuenta de que había un escenario que te esperaba y tenías que ser muy bueno. 


Dentro de poco estarás de nuevo de gira por estos parajes, nos puedes decir y presentar la formación actual de The New Chrits.

Se trata de la misma alineación de la última gira, pero con un batería nuevo, porque nos traemos a  Paul Larsen de Celibate Rifles, Stu Wilson no puede por motivos personales. Paul es un gran tipo y un gran batería. Lo va a tener complicado, claro, porque esta formación ha estado unida durante cinco años sin cambios y estamos muy, muy compenetrados. Tanto como amigos como en la música. Y se tiene que aprender las 50 canciones que tenemos. Me gusta el público español. Si les das todo lo que puedes ofrecer, ellos te devuelven más. Estamos deseosos de reencontrarnos con todo eso, y, por supuesto, como personas de cultura que somos, profundizar otra vez en vuestra cultura y museos...  

Personalmente Rob que te ha dado el rock and roll como músico y como persona. 

Toda la vida me ha encantado la música pop, y creo que está detrás de todo lo que ha sucedido en mi vida. Mi primer disco lo compré a los 11 años (Roy Orbison's Working For The Man) y el resto vino solo. Nadie se dedicaría a esto si no estuviese metido hasta el fondo, incluso en sus gustos como aficionado. ¿Quién estaría en la música pop, con todo el esfuerzo que supone, si no le gustar realmente esta cultura? Y si su objetivo es hacer pasta y conocer chicas... pues también es necesario partirse el culo y amar esto.   

¿Qué piensas de grupos actuales como The New Pornographers, The Shins o The Raconteurs entre otros?


Me gustan las bandas que citas, sobre todo los discos Chutes Too Narrow by The Shins, Twin Cinema de The Pornographers, y los dos discos de Raconteurs. También me gustan Queens of the Stone Age, y espero que no estén al borde la ruptura, como alguien me dijo. ¿Alguien más? Lo siento, ahora no me acuerdo. 

Rob, como está en estos momentos tu labor de producir grupos en Australia.

Ahora mismo no estoy produciendo a nadie. Recientemente produje el estupendo disco de la banda de un amigo mío, The Sirens, no sé si al final lo editará con ese nombre. Las canciones salieron bien, pero no sé si logrará un contrato para sacarlo. Y no te cresa que hay mucho más. Si conoces a alguna banda interesada en trabajar conmigo me lo dices.   

¡Muchas gracias!

Gracias a vosotros, espero que haya contestado cosas con sentido. Nos vemos en la gira, recuerdos a todos.

Fotografía interior: Juxe

Autor: The Profe

Bookmark and Share