Conciertos

 

15-04-2015

The Monster. Sala El Sol, Madrid


1

Nos ha visitado estos días una auténtica institución del garage europeo, tal cual, es la banda suiza The Monsters. No en vano hablamos de un combo con 30 años de actividad a sus espaldas. Nacidos por tanto a mediados de los 80, cuando el revival garage proveniente de Estados Unidos golpeaba con más fuerza en el viejo continente. Hay que admitir que el hecho de ser la banda liderada por un personaje imprescindible como es Beat Zeller, más conocido por sus encarnaciones como Lightning Beat-Man o Reverend Beat-Man, amén de ser el capo del infeccioso label Voodoo Rhythm Records, les ha hecho ser una banda recordada por los fans españoles de distintas generaciones a pesar de lo lejano que queda su fundación, como se pudo comprobar con la audiencia congregada en su concierto en la madrileña sala Sol (con afluencia de público joven, cosa no muy habitual en este tipo de eventos en los que no hablamos de garage modernete y pseudo-indie si no en su vertiente más primitiva, sucia y punk).
 
Cobraba por tanto visos de acontecimiento la visita a nuestro país del combo de Berna tan poco habituada a dejarse ver por España (no es el caso de Beat-Man, conocedor de nuestra geografía desde aquella lejana “Gran gira subnormal” con Dr. Explosión y Tab Hunter a mediados de los 90, uno de los muchos descubrimientos que le debemos al inefable Jorge Explosión) y así fue celebrado por el expectante público. Una gigantesca sabana detrás del escenario con la palabra “TRASH” adornaba la escena del cuarteto y nos advertía para lo que nos íbamos a encontrar. Y es que los Monsters nos retrotrajeron unas décadas atrás cuando todo era “trash-punk-garage” y demás mejunjes flequilludos y de tupés desquiciados en portadas de los “Back from the grave”. Sólo queda Beat-Man del primer line-up de la banda, aunque a su lado compareció el infatigable bajista Janosh quien forma parte del grupo desde el 88, cuando comenzaron a editar sus sucísimas rodajas vinílicas. Junto a ellos los dos bateristas Tibu y Swan Lee ocupando el centro del escenario frente a frente (sólo faltaba Manuel Campo Vidal en medio) en una formación atípica pero contundente. La pegada de ambas baterías cubría los salvajes riffs de Beat-Man y el frenético bajo de Janosh, con un garage de “sota, caballo y rey” basado en la fórmula inventada en 1966 por los Omens con aquel “Searching” y el riff garagero más fusilado de toda la historia. No se puede decir que The Monsters sean una banda lo que se dice versátil, aunque sus devaneos casi psychobillys nos dejaron algunos de los mejores momentos del show, como ese “High heels and mini skirts” que huele a cruce flamígero e imposible entre Misfits y Cramps. En tantos años de carrera ya han dejado un buen número de clásicos que como no podía ser de otro modo fueron cayendo uno tras otro en su bolo de la capital, junto a temas de su hasta la fecha último y recomendable LP, “Pop up yours” (“Blow um mau mau”, “More you talk, less I hear”… o el “Ce soir” que sirve para despedir a la banda de las tablas). 
 
En definitiva, una auténtica burrada y otro acierto de Iwanna Management al traer a estos helvéticos salvajes a España, en esta ocasión con la inestimable colaboración de la tienda de discos y catálogo musical Bloody Mary, que para celebrar su 25 aniversario les montaba un bolo al día siguiente en San Sebastián junto a Lie Detectors y Gora Gora Kids. Como se suele decir, esa es otra historia, pero queremos dedicarles estas líneas para que cumplan al menos otros 25 años más contribuyendo a llenarnos la cabeza de auténtico rock and roll.  

Autor: Pepe Kubrick

Bookmark and Share