Conciertos

 

02-08-2011

The Government & Phantom Crest. Enigma, Daimiel


1

El pasado y caluroso sábado 30 de Julio acudimos a un curioso evento celebrado en la pequeña y acogedora ciudad manchega de Daimiel. En un entrañable acto de amistad, miembros de la garagera banda Las Aspiradoras llevan tres años organizando una fiesta en honor de su amigo Barra, a quien estuvieron a punto de perder en un accidente laboral, por lo que parecía una buena ocasión para disfrutar de un sábado un poco distinto, disfrutando de una buena fiesta como sólo se puede hacer en ciudades pequeñas o pueblos de este tipo que no viven bajo el estrés policial ni los agobios de horarios de cierre en los que estamos sumidos en Madrid o ciudades similares. 

Desde el mediodía ya comenzamos a disfrutar degustando las típicas migas y gachas de la gastronomía local, cogiendo fuerzas para una posterior pinchada vespertina a cargo de Felipe Dawn Train (colaborador fotográfico de esta web), Joaquín Pyschotropic, Anita de Gijón, y servidor de ustedes, pinchada que luego se prolongaría hasta altas horas de la madrugada una vez finalizados los conciertos de las bandas elegidas para la ocasión, auténticos protagonistas de la velada. Así pues recibimos gustosos el contundente trallazo de los toledanos Phantom Crest, un puñetazo sucio, primitivo y visceral que a pesar de su burricie ofrece muchos matices entre el hardcore y el garage-punk más descerebrado, para después disfrutar de esos Government que tan buen sabor de boca nos siguen dejando. Ya hablamos de ellos en esta misma web cuando les vimos abriendo para Hollywood Sinners, y nos ratificamos en lo dicho sobre su calidad. Son en estos momentos uno de los secretos mejor guardados del underground nacional con su hipermusculoso y vitamínico soul-punk, y recientemente han sido los ganadores del concurso de bandas noveles de la sala Gruta 77. Esperemos que las cosas les sigan yendo bien.   

Y así transcurrió una bonita jornada de rock and roll en Daimiel, uno de esas fiestas que no necesitan ni grandilocuencia, grandes nombres, ni fuegos de artificio. A veces en los pequeños pueblos es donde mejor se puede disfrutar la esencia primigenia de lo que nos gusta, lejos del mundanal ruido y del alboroto mediático. It’s been a hard day’s night!

Autor: Pepe Kubrick

Bookmark and Share