Entrevistas

 

14-11-2011

The Cynics, sonido añejo


1

Los incombustibles The Cynics, equiparables en actividad y durabilidad a The Fleshtones, regresan con nuevas canciones. Más de veinte años en la brecha se pasan pronto para unos veteranos como son estos chicos cínicos, como bien demuestran Kostelich y Kastelic. Grabado en el asturiano Circo Perrotti Studios, regentado por Jorge Explosion, “Spinning Wheel Motel” es una nueva dosis de revival garage rock y destellos pop. "Coming Round My Way", "The Warning", "Last Mistake, "Slide Over" o "What She Said" es un sutil manojo de lo que la banda de Pittsburgh nos ofrece en su enésimo trabajo discográfico. Apto para todos los públicos y amantes de variedad estilística añeja. 

Michael, la portada de vuestro nuevo disco es muy colorida, me atrevería a decir psicodélica tanto como el titulo.

Mi única petición es que fuera colorida y alegre. Yo hubiera estado satisfecho con algo sencillo, pero Gregg tuvo una visión y toda su idea eran ruedas troqueladas. La portada nos dio más tiempo para llevar a buen término la composición y grabación del LP. Gregg tuvo un montón de gente trabajando en ello y cuando Vikki Vaden presentó su idea, nos encantó. Trabajó con ella después y creo que salió realmente genial. Valió la pena el esfuerzo extra y me alegro de que Gregg y Vikki se tomaran su tiempo para hacerlo. Es un clásico. Tiene olor a disco de vinilo. Estoy totalmente seguro que la compraría si lo viera en una tienda de discos. La inserción / poster / letra es genial. Las imágenes de la rueda tienen un significado si te preocupas de indagar lo suficiente en las canciones. Su significado es un tema antiguo y universal, el círculo de la vida. Podría ser el giro de un disco o un CD, las ruedas de la camioneta o de los molinos de viento y las aves migratorias, el giro de los engranajes de un reloj antiguo o torre del reloj gigante... Cuanto más tiempo la miras más observas que todo es circular y sienta muy bien volver al lugar donde pertenece.

Veo que Jim Diamond ha producido el disco. ¿Cómo surgió la idea y qué tal fue la experiencia?

La idea surgió  hace muchos años. Siempre hemos sido amigos y fans de él. Ha estado en nuestra lista para trabajar desde hace tiempo, pero cuando tenemos tiempo o ganas de grabar siempre ha habido problemas de programación. Es un tipo muy ocupado. Finalmente, encontramos un momento en el que podríamos trabajar juntos. La experiencia para mí ha sido la mejor. Por lo general no me gustan los estudios porque no me siento que estoy en el escenario para poder cantar las canciones de la forma en que las siento en mi cabeza. Eso es difícil de hacer sin una audiencia. Jim es el mejor para ello, porque es muy rápido. Él me dio un micrófono y dijo: "¡hazlo!". Él grababa lo que sucedía después y sin ningún tipo de dificultades técnicas o problemas. Terminaba de grabar mi voz como si fuera en vivo.   

¿Cómo entraron a formar parte de la banda Pablo González a la batería y Ángel Kaplan al bajo?

Nos quedamos muy satisfechos de grabar en España, concretamente en Circo Perrotti, con el doctor (Jorge) Explosión. Está en mi ciudad favorita española, Gijón. Teníamos las canciones y sabíamos que queríamos grabar disco, pero no teníamos una sección de ritmo en ese momento. Jorge Explosion dijo que no había problema, podíamos utilizar la sección rítmica de su banda. Dijo que eran los mejores, pero creo que en realidad era subestimarlo. Eran tan jodidamente bueno que se los robamos. Y así hemos estado tocando con ellos desde entonces.  

¿No había músicos en vuestro país para ocupar esos puestos?

Realmente no puedo imaginar tocando con nadie ahora, porque Kappy y Pibbs entienden realmente el garage rock y el sonido de The Cynics. No creo que los músicos en  Estados Unidos sean tan buenos en eso. The Cynics han sido siempre más populares en Europa. Concretamente en  España y México. Creo que hay una razón y  tiene que ver con la sangre latina caliente. Ángel (Kaplan) y Pibli (González) entienden el garage rock. Los estadounidenses ven todo como una fórmula y se pierde esa sensación. The  Cynics la única fórmula que queremos hacer es interpretar una melodía agradable. Ángel y Pibbs me hacen sentir joven y amante de la música de nuevo ya que están tan entusiasmados como nosotros. Les encanta cantar y les encanta la belleza de la música simple.

Después de casi 20 años de carrera musical, ¿qué os motiva a continuar?

Pienso en otras cosas y proyectos y creo que si realmente me pongo a ello podría hacerlo bien. Por lo general termino incorporando todas las ideas a las canciones o actuaciones de The Cynics para que no se pierdan. Los cambios de humor extremos y los períodos de duda me hacen pensar no quieres tocar en la banda de nuevo, pero se trata sólo de pensamientos esporádicos. Si llevamos un período corto de tiempo sin tocar o componer siempre salgo perdiendo. También me siento  enojado y amargado cuando veo que otras bandas han llegado mucho más lejos y están haciendo dinero porque molan. Por otra parte, desconozco cómo sería otra vida porque es lo que he vivido. De todos modos, lo que me motiva ahora es exactamente lo mismo que me motivó cuando tenía 12 años. Quiero "bailar, escuchar música a todo volumen, salir, beber y tomar drogas”. Oh, ¿qué dije? .... borra eso. Sería fabuloso cobrar por una canción o disco en algún momento, así que hay que  seguir pensando que podría ocurrir, pero ese deseo podría no ser suficiente para continuar. Siempre siento la obligación de cumplir con mis compromisos y acabo haciéndolo. Mi mayor temor es decepcionar a un fan. Lo interesante de la música es que se puede parar en cualquier momento. Nadie te apunta con una pistola en la cabeza y te dicen "¡al escenario!”. Para responder a tu pregunta directamente, supongo que sigo porque me encanta.  

Hemos tenido que esperar casi cuatro años para disfrutar de las nuevas canciones de “Spinning Wheel Motel”. ¿Por qué?

A veces me pregunto si sería más popular si grabáramos uno o dos disco al año todos los años (sabes que una de mis bandas favoritas es The Fall, conocidos por lanzar hasta seis álbumes por año). Pero en realidad, creo que The Cynics están editando material nuevo a un ritmo perfecto. Todavía hay gente por enterarse de la existencia de “Here we go". Se necesita un poco de tiempo para que un disco independiente se "abra en las ciudades". Nuestras canciones no son basura desechable, como la música moderna, creo que es mejor tener una grabación para que la gente la aprecie antes de que caiga en el olvido. 

El sonido del disco es un fiel reflejo de vuestro directo.

Bueno, por supuesto, el genio de Jim Diamond oye todo lo que sucede, pero él sabe que su estudio y equipo no suena tan bien como un "disco en vivo". Sin embargo, capta el sonido en directo y te hace sentir como si estuvieras allí mismo.

Canciones como “Junk”  son himnos y emblema de la banda.

Es una divertida canción. La gente puede bailar y cantar. Tiene la potente batería de Pibli que lo consigue.

Para finalizar, háblanos de en qué situación se encuentra Get Hip.

Estamos publicando algunos discos que amo como Los Explosivos y Pow Wow y singles de Thee Vicars y Baby Woodrose.

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share