Conciertos

 

22-02-2011

The Cubical. Sala Azkena, Bilbao


1

El quinteto de Liverpool, The Cubical había dejado un excelente sabor de boca a los aficionados rockeros en la pasada edición del Azkena Rock Festival. También desprende aromas más que agradables y con enjundia su disco de debut”Come Sing These Crippled Tunes” (Dead Young Records / Popstock!). Había ganas por tanto entre la parroquia de verles en una sala reducida sacando más lustre y fuerza a sus rotundas y sucias composiciones. Como teloneros, al igual que en su bolo de Madrid, teníamos a los locales Yellow Big Machine. Los actuales subcampeones del último Villa De Bilbao volvieron a demostrar un potente directo dando gran protagonismo a su espléndido debut producido por Paco Loco, “I’m Searching For Friends”. Así cayeron de entrada “The high the low: Fugazi!!” que ya desde su mismo título indica por donde van los tiros. Luego vino “Turn off the light” y como su batería rompió el bombo por la potencia con la que se empleó, luego se marcaron un par de temas sin batería, entre ellas la espléndida “Tic tac” que seguramente entrará en su próximo disco que debiera estar este mismo año en la calle. Sus combinaciones guitarrísticas e inspiración en bandas como Pixies, Sonic Youth, El Inquilino Comunista o Pavement son claras, pero no importa porque lo hacen muy bien y saben crear canciones con el gancho de “The west”, “Peter”, que dejaron bastante para el final, “Hardcore” que abre su primer disco o una de mis favoritas como es “Polar bear” y sus continuos y excitantes cambios de ritmo. Álvaro se salió con su desaforada guitarra  y también cantó con genio utilizando a veces hasta un falsete que puede recordar al del presente en la actuación Rober!, de Atom Rhumba o al de David Byrne en los primeros Talking Heads. Para el final también reservaron otros atractivos y potentes temas nuevos como “Under” o “Rosa”. ¡Bueno, muchachos, id ahorrando para el siguiente viaje a El Puerto de Santamaría que Paco Loco volverá a sacar chispas de vuestras guitarras y de esos temas con auténtico gancho.

Luego llegó el turno para los de Liverpool que entraron con ganas con los temas que abren su estupendo disco de debut, “Edward The Confessor” y “Great white lie” con esas guitarras que van de ZZ Top a Captain Beefheart pero recién salidas de un mugriento garaje. Al frente del cotarro un gran frontman como Dan Wilson y su rijosa y arrastrada voz, ideal para los sonidos de blues y garage-rock guarros que practican. Desgarbado y alto parecía el gemelo de Iñigo Cabezafuego (Atom Rhumba, Bizardunak), como apuntó su compañero Rober! también, muy sonriente durante toda la actuación por lo que estaba viendo y escuchando. Pronto anunciaron también que tienen ya el nuevo disco grabado y que saldrá de nuevo en compacto de la mano de Popstock! y que tendrá también una edición en vinilo de lujo de 180 gramos y limitado a 500 unidades de la mano de Grabaciones De Impacto. Un disco que promete mucho y del que te puedes informar (al igual que de las joyas de The Toot Toot Toots, The Bowers, The Mystaken o los más cercanos The Allnight Workers) en www.grabacionesdeimpacto.com. Así deleitaron con la estruendosa “9 clear moments”, “Something new” y una apabullante y muy góspel “Jesus”, al estilo de unos WovenHand mezclados con Beasts Of Bourbon y con el simpático Dan casi en trance. Allí se puso a rezar y a arengar al público deambulando por toda la sala. No faltaron tampoco su potente single “Like me (I’m a peacock)” y la espléndida “Baby don’t treat me bad”, así como otros atractivos temas nuevos como “Franz” o “West end road”. Temas entre los que parecía que estábamos escuchando el inmortal “You’re gonna miss me” o alguna andanada de los Sonics o de los primeros Them. Casi una hora y media de intensa y encendida actuación que dejó un gran sabor de boca a todos los presentes. Seguro que en su próxima gira, con el boca a boca conseguido y cuando nos presenten el inminente nuevo disco, el número de aficionados es todavía mayor. ¡Ojo a ellos que no descubren nada nuevo pero le insuflan toneladas de pasión fuerza y poderío a lo que hacen! La voz de Dan parecía a veces el amigo Tex Perkins y otras veces el mismísimo Howlin’ Wolf. ¡Que bien lo pasamos aunque la resaca del día siguiente fuera de las duras!

Fotografía:  -Dena Flows- 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share