Entrevistas

 

30-10-2013

The Cubical, conglomerado adictivo


1

De joven promesa llegada desde Liverpool a grupo afianzado con “AriseConglomerate” (2012), TheCubical han ido creciendo como banda paso a paso, refrescando los oscuros sonidos del garaje, del blues y del rock’n’roll más visceral. En próximas fechas volverán a demostrar su valía en nuestros escenarios. Electricidad, alcohol y mucho sudor prometen a su paso por España.

Hace ya un año que editasteis vuestro disco “Arise Conglomerate”, ¿estáis satisfechos con la acogida que ha tenido?

Si, todas las críticas han sido muy positivas y ha sido genial el artículo que salió en Mojo Magazine en el Reino Unido. Esperamos que la gente lo disfrute.

¿Y con la gira? ¿En qué sitios inexplorados hasta ahora os gustaría tocar?

Estamos mirando para tocar en el Monkey Week y en Live Day Sessions, visitar Cádiz y Lleida será genial. También visitaremos Hondarrubia lo que también será genial

Hay tres canciones que me gustaría que me comentarais: “Old idiot”, “The divining line” y “Outontheweekend”.

“Old idiot” surgió de una sesión acústica entre Alex, el guitarrista, y yo cuando preparábamos el álbum. Queríamos una canción que fuera teatral  pero con un aire como de ópera de chatarra. Estuvo muy bien grabarla en Berlín y nos divertimos mucho usando cinturones y látigos para darle ese aire de barco pirata repleto de alcohol.

“The Dividing Line” tiene una fuerte influencia country y surgió del encantador riff de finger picking de Johnny. La grabamos en LIPA, Liverpool, con Bjorn David Bancel y Tomos Pierce, dos jóvenes y talentosos productores. Creo que en ella conseguimos lo que queríamos: una suave pero inquietante canción country.

“On The Weekend” es una especie de celebración de la aceptada pero estúpida y superficial fiesta que el fin de semana representa para muchas personas, que están hartas de trabajos duros y aburridos y necesitan desahogarse después de las cuarenta aburridas horas semanales. Musicalmente queríamos que estuviese teñida de Northen Soul y con un ambiente a Motown junto a nuestro sonido de garaje. Además era perfecta para una sección de viento, atribuida a James Blow, Simon Scheuber y Arthur Phillips, que hacen que la canción brinque relucientemente.

Con tres discos en el mercado y varios años en funcionamiento ya sois un grupoexperimentado, ¿cuáles son vuestras ambiciones como banda?

Si, hemos sido bastante productivos en los últimos años y recientemente hemos recopilado un disco en directo de un concierto en Oslo de Abril de 2013. Ver aquí: http://thecubical.bandcamp.com/album/the-cubical-live-in-oslo. Así que está bastante bien. Hemos estado escribiendo y volveremos a entrar en el estudio cuando tengamos una correcta colección de canciones. Nos hemos divertido mucho girando por Europa y volveremos a Escandinavia, Holanda y Bélgica el año que viene. Un viaje por Estados y Unidos y Australia estaría muy bien también. Este año hemos estado involucrados en la creación de la música de una obra de teatro “Tony Teardrop” en The Bombed Out Church de Liverpool y fue una experiencia muy agradable y estimulante. Fue genial trabajar con el guionista, el director y los actores para crear esos momentos maravillosos. También nos hizo pensar sobre la música y la construcción de elementos de una manera muy diferente. Nos encantaría hacer algo de música para el cine, ya que siempre es bueno estimular la mente.

Siempre se cita el blues, el garaje y el rock’n’roll como la base de vuestra música, ¿qué otras influencias o gustos tenéis en la banda que no son reconocibles a primera vista?

Creo que en el  rango de influencias tanto individual como colectivo que tenemos, hay un montón de cosas que la gente no capta. La música de la época de guerra, la clásica, los crooners de los años 40 y 50, jazz, psicodelia, música folk, soul, jug bands, y por supuesto country, por citar unas pocas. Incluso entre nosotros hay un fan de los Bee Gees. Ouch! Líricamente nos gusta Leonard Cohen y Bob Dylan que son grandes influencias, al igual que los grandes letristas británicos como Morrissey, Mark E. Smith y Ian Dury.

Y en cuanto al directo y actitud escénica, ¿en qué bandas os fijáis?

Hay muchas bandas que he visto de las que he admirado su talento para el espectáculo, su ferocidad o incluso su ternura. Pero en última instancia creo que nuestro directo tiene nuestra propia mezcla de singular de locura.

¿Componéis canciones de forma continuada o lo dejáis para ciertos momentos?

Intentamos siempre escribir. Obviamente hay momentos más productivos que otros, pero la clave es estar abierto y cuando la inspiración llega dejar que su espíritu te mueva.

En “Arise…” habéis incluido más estilos que en anteriores entregas pero manteniendo vuestra personalidad y vuestro sonido, ¿cómo serán las nuevas composiciones?

Gracias, si, también creo que es bastante electico. Supongo que el próximo será lo que sea, es pronto para saberlo, pero realmente no somos la clase de banda que se dispone a cumplir con ciertos requisitos, eso es algo contraproducente para hacer arte verdadero. Nuestras mejores canciones estarán en él próximo disco.

En vuestras entrevistas aparecen nombres de artistas de hace 60 o 70 años, como Hank Williams o  Son House, ¿qué es lo que os atrae a vosotros de esa música tan alejada en el tiempo?

Esa música representa algo diferente a la de los primeros años sesenta y setenta. Creo que las pioneras grabaciones del folk americano y el blues son intemporales, tienen muchas cosas atrayentes pero en definitiva se trata de canciones bien escritas. Esa es la clave para mí, escuchar algo original y que te dice algo sobre el mundo. El otro día estaba escuchando el último disco de Leadbelly y está repleto de canciones increíbles, sin artimañas pero puras y honestas.

Me gustaría preguntaros por algunas conexiones entre The Cubical y España:

Grabaciones de Impacto

Nuestro sello discográfico de A Coruña, surgió a través de Raúl Castro que contactó con nosotros para grabar un disco con ellos en Berlín. “Impacto” son especialistas en vinilo y Raúl ama las grabaciones analógicas y como es un gran fan de la banda pensó que nuestro siguiente álbum debería ser grabado así. Fue el comienzo de una bonita amistad.

Azkena Rock Festival.

El Azkena surgió a través de Gonzalo de Everlasting Records, que de verdad es uno de los campeones de The Cubical. Si no fuera por él nada hubiese ocurrido en España para nosotros. Le estamos eternamente agradecidos.

La colaboración con Athom Rumba.

En realidad fue en el Azkena donde conocí a Rober de Atom Rhumba, empezamos a estar en contacto y siempre hablábamos de la posibilidad de colaborar. El año pasado decidimos grabar una sesión improvisado ideas y canciones y surgieron unas 18-20 canciones y una banda llamada Los Separatistas, formada por Dan (The Cubical), Rober! (Atom Rhumba), Mikel (Anari), Félix (Willis Drummond), Joseba Irazoki, Iñigo (Atom Rhumba) y Karlos (Lisabö). Lanzaremos un siete pulgadas en Noviembre con Bidehuts y esperamos encontrar tiempo en nuestras apretadas agendas para hacer algunos conciertos.

Habéis grabado “Arise…” analógicamente en un cuatro pistas, ¿qué ventajas e inconvenientes encontráis entre el sistema analógico y el digital? ¿Son excluyentes o complementarios?

Fue genial trabajar con un equipo antiguo y hacerlo de cinta a cinta. La ventaja es que este equipo captura nuestro sonido en vivo con autenticidad y el sonido de válvulas añade realismo al conjunto. Grabamos la música en dos pistas y las otras dos fueron para voces y overdubs. La desventaja es que tienes menos margen de maniobra, tiempo y espacio para añadir cosas, algo que habíamos explotado en nuestro disco “Ain’t it human”, pero la sensación que añade es de ser algo especial y auténtico. Creo que la grabación analógica se adapta a nuestro sonido pero no veo que un enfoque más moderno como algo que no funciona, de hecho sí que lo ha hecho. En última instancia lo que quieres es que las canciones estén lo mejor plasmadas posible.

¿Cómo describirías un concierto de The Cubical? ¿Y qué no nos podríamos encontrar nunca en uno de vuestros shows?

Un alto contenido de energía, rock’n’roll estridente con un toque de espectáculo itinerante. Montones de sudor y también mucho alcohol, pero repleto de oportunidades para bailar y ser religioso.

¿Planes de futuro?

Si, esperamos continuar escribiendo y grabar nuestro cuarto álbum, quizá hagamos un documental musical y continuaremos girando por toda Europa. ¡Estad atentos!

Agradecimientos a la colaboración de Alma Sánchez.

Autor: M. A. Velaza

Bookmark and Share