Entrevistas

 

16-04-2012

The Bright, electrificando el folk


1

The Bright ha sido toda una revelación en el panorama español. Desde que a finales de 2010 el sello Subterfuge se fijara en ellos, la vida musical de estos leoneses ha dado un giro de 180 grados. En otoño de 2011 Sacaron “Soundtrack for a winter’s tale” y se fueron  a una gira que aún está dando sus últimos coletazos.

En esta entrevista, las respuestas buscan un “después” de este último año, buscan una aclaración sobre las verdades que continúan y las que han cambiado tras rodar un disco que sólo les ha dado buenos resultados. Ellos siguen viviendo el León, lo que no deja de ser un interesante preludio de lo que viene a continuación.

Los títulos y las letras de las canciones son muy líricos, van más allá de un juego de palabras. ¿Cómo las trabajáis hasta llegar al resultado final?

Myriam: Sí, veamos, al hablar de las letras tengo que decir que a mí me gusta hacer todo muy metafórico. Cuando en una letra se está hablando de describir una sensación relacionándolo con cosas que quizás no tienen nada que ver con ello, y luego la música te lleva a sentir esa sensación. Las canciones son sobre todo sensaciones, muy personales.

No me gusta que las letras digan las cosas tal cual, siempre las comparo con metáforas. La idea es no decir las cosas tal cual.

Aníbal: Luego, a parte, esas sensaciones también las intentas transmitir con la música que para nosotros es algo como un todo. Las letras solas, yo no sé el valor que tienen. Para nosotros son importantes en la medida que están transmitiendo emociones conjuntamente  con la música. Si una canción trata de transmitir melancolía, también te sirves de los acordes y de los instrumentos.

¿Quién hace las letras?

Myriam: Las primeras y las últimas las he hecho yo, algunas del medio las hicimos juntos.

Aníbal: Sí, en el disco hay unas cuantas que las hemos hecho entre los dos.

¿Cómo surgió el título del disco?

Myriam: Que la gente no se piense que lo hemos puesto porque es algo que queda bonito, no. Todas las canciones hablan de frío y de la noche, la nieve,…y bueno, de lo que vivimos allí en León. Nos dimos cuenta de que en las canciones se dice algo relacionado con eso.

Aníbal: A última hora vimos que todo estaba relacionado con el frío y ya había aparecido ese titular  ”Soundtrack”, así que nos pareció apropiado. Normalmente, cuando le pones un título a un disco es porque es el mejor título que has encontrado. Es una manera de globalizar las canciones. Y tampoco es que sea un disco conceptual, pero bueno, sí que tenía ese punto en común.

Myriam, tú haces muchas inflexiones y modulaciones con la voz. ¿Las has pensado antes, cuando escribes la letra?

Myriam: No. Por ejemplo, Your private garden la hicimos dos días antes de grabarla, fue una canción de última hora porque necesitábamos algo para el disco que fuera más potente, y de hecho luego fue el single. Si se escucha la melodía y las inflexiones de la voz en la versión del disco y la escuchas en youtube en un vídeo de un directo reciente, no tiene nada que ver lo que yo hago con la voz ahora con lo que hacía.

Creo que las melodías y la voz evolucionan, y evolucionan en cada directo, cambian, van creciendo, van madurando. La melodía de Private Garden es totalmente diferente la que hago que la que grabamos. Según vas sintiendo la canción te va saliendo.

Sorprende que el sonido del disco (más folk) sea diferente al del concierto que disteis en la sala Sirocco (más rock), ¿por qué sucede esto?

Myriam: Nosotros siempre hemos sido muy rockeros.

Aníbal: Yo mismo tengo mucho de músico de rock y formación de rock.

Si nos ves a tocar a los dos solos en acústico te sorprendes, porque ahí sí que jugamos mucho con los sonidos y con las intensidades.

Pero no puedes bajar a un garito como Siroco a…ahí hay que meter caña o te comen.

M: Es algo que hacemos nosotros, desde siempre.

A: Pero muchas veces te lo pide la sala.

M: Mañana tocamos en Aranjuez los dos, es un acústico en un teatro. Ahí es más importante el cuidado del sonido, que sea limpio y que haya mucho silencio. No tiene nada que ver.

A: Nos gusta jugar con los formatos. No hay que forzarlo porque es algo que siempre va a salir, forma parte de nuestra experiencia musical. Lo tenemos ahí y es como cuando cambias el objetivo de la cámara de fotos. Nosotros hacemos lo mismo, ajustamos el objetivo y nos adaptamos.

 

¿Cómo decidís los instrumentos que vais a utilizar en un tema más allá de las guitarras y la voz?

Aníbal: En León estamos muy limitados para escoger músicos, tenemos mucha suerte de tener los que tenemos porque aquí en Madrid das una patada y salen treinta guitarristas,… A nosotros nos costó mucho encontrar músicos, nadie quería tocar con nosotros.

Miryam: A la gente en León le gusta mucho tocar versiones, para pasárselo bien, pero cuando les dices que tienes un grupo de folk no les apetece. Por ejemplo, teníamos un batería que era muy buen batería, pero cuando yo le decía lo que tenía que tocar él se aburría, porque a él le gustaba el rollo funky.

A: A lo mejor nos apetecería meter otros instrumentos, como el pedal steel típico, pero no encontramos a nadie. Para grabar el disco podríamos llamar a algún amigo, pero organizar una gira con él sería imposible. En León estás muy limitado con los músicos que tienes.

El concepto Folk toma una nueva dimensión en vuestra música, ¿podríais definírmelo?

Aníbal: Claro, es que nosotros no somos un grupo de folk, no sé en qué tipo se nos podría poner. Realmente hay folk, pero también hay muchas influencias americanas: rock garaje,…Creo que finalmente la influencia para nosotros está en el rock.

Lo de las etiquetas me da mucha rabia. La música folk también se puede aplicar a un señor que está en un pueblo del Bierzo con una flauta y un tambor. Todos tenemos unas raíces  a las que nos debemos, y nosotros, en ese sentido, podemos encuadrarnos en música tradicional anglosajona.

Cuando nos juntamos a tocar no pensamos en todo esto, nuestras influencias son la música americana e inglesa, pero al tocar todo es más intuitivo.

M: Lo que sí es importante es que tenemos muy claro cómo queremos que suene The Bright.

A: Si lo tienes que decir de alguna manera es el Rock Americano, y desde el principio creo que hemos sido así.

M: Sí, quizás cuando yo canto sola con la guitarra es más folk. Pero en cualquier caso, predomina el rock.

No nos quedaba más tiempo. Tuvimos que irnos. Pero guardamos las preguntas para la próxima entrevista, que, seguro, nos surgirán con el próximo trabajo de este grupo.

 

Fotografía:  Adrián Vázquez 

 

 

 

 

Autor: Esther Martín

Bookmark and Share