Entrevistas

 

08-07-2013

The Bleach, blanqueando tímpanos


1

El ahora cuarteto madrileño publica su segundo álbum, “Tired Horse Soup”, cargado de rock and roll jovial y psicodelia. Maman por igual de Rolling Stones que de los Zodiacs. Así son ellos, una banda a la que no gusta autoetiquetarse y sí hacer lo más que les gusta. No les perdáis la pista, su nuevo disco merece la pena.

“Shinning Blackout” está repleto de rock and roll con mucho gancho, algo de Rythm and Blues, estribillos pegadizos y canciones cortas. “Tired Horse Soup” sigue esa línea pero está más abierto a la psicodelia.

Queríamos entrar en terrenos algo más oscuros. Surgió la posibilidad de que Víctor Cabezuelo entrara en el proyecto y fue un catalizador de esa primera voluntad. Lete también entró de lleno en la banda, lo que estilísticamente supuso la cristalización de lo que en Shining Blackout se podía intuir. Al final seguimos bebiendo de las mismas fuentes que en nuestro primer trabajo, de alguna manera Shining Blackout es un disco más “tutelado” por nuestras influencias y Tired Horse Soup obra con más libertad.

La producción ha corrido a cargo de Jaime Soriano (Sexy Sadie). Contarnos cómo le conocisteis.

Conocimos a Jaime en la gala de premios Pop-Eye de Cáceres. El era uno de los premiados y nosotros aceptamos ser la banda del gran Micky con la condición de que nos dejasen tocar uno de nuestros temas, aunque no estábamos galardonados, lo cual era condición para poder actuar (a decir verdad, tocar con Micky fue flipante, así que habríamos aceptado igual). Es un tipo excepcional y uno de los mejores compositores que ha dado este país, así que después de Lete y Víctor, Jaime fue el tercer fichaje estrella.

En estas nuevas canciones ampliáis la banda, pasáis de trío a cuarteto, y os rodeáis de multitud de músicos que colaboran en el disco.

Así es, ya te he medio reventado la pregunta en las anteriores. Pero principalmente Víctor al teclado y Lete a la batería, más Jaime como Jefe de Operaciones, han sido los puntos fuertes de esta nueva época. Calidad contrastada a raudales.

Inevitable citar a Rolling Stones entre vuestros grupos de cabecera. ¿Qué otras bandas podemos añadir?

Es curioso porque tampoco es una banda de la que estemos enamorados. No están mal, pero si citamos nuestras 20 bandas favoritas los Stones no estarán ahí. Tal vez las influencias entre ellos y nosotros puedan ser similares, y al final, el resultado puede ser comparable. Somos muy freaks del blues, el rock clásico… También las bandas que nos ayudaron en nuestra adolescencia a sobrellevar el desierto de calidad en que se estaba convirtiendo el mainstream del rock y el pop.

Siendo de Madrid seguro que os ubican siempre en Malasaña, pero no es así, sois de Orcasitas.

Así es, Malasaña es la etiqueta clásica, Orcasitas es nuestro barrio (el de Sam y Jon) desde que nacimos y poco tiene que ver con Malasaña. Nos sentimos igual de extraños en Malasaña que en Orcasitas y creo que eso se percibe en nuestra música. Nos gusta sentir la banda como una pequeña charca en medio de un desierto, que es lo que para nosotros es Madrid, en general, desde Orcasitas hasta Malasaña.

En vuestro primer álbum incluíais agradecimientos a El Solitario y Eric Cantona. Os faltaba incluir a George Best.

George Best nunca nos llamó mucho la atención. Cantona fue, es y será un artista que siempre intenta defender su filosofía en cualquier ámbito de la vida. Es una inspiración para todo el que se siente mal cuando mira a su alrededor. El Solitario es una canción sobre Jaime Jiménez, apodado de la misma forma. Nos hizo gracia su historia, parecía una leyenda del viejo oeste. Sus vecinos cortaban sus cables de la luz cuando no dejaba de escuchar a Chuck Berry y Eric Clapton a todo volumen. Era una historia total. Él desafió a los bancos algunos años antes de que fuesen destapados como foco del Mal. Tampoco creemos que lo hiciese con conciencia de causa, simplemente aplicó aquello de “el fin justifica los medios”. Pero el hecho de que haya sido caricaturizado por los medios como un desequilibrado con comportamientos inaceptables, cuando lo que ha hecho es actuar según los principios y dictados más profundos de la sociedad en que vive, justifica la canción.

Habéis tardado bastante en publicar vuestro segundo disco, ¿a qué se ha debido?

Después de nuestro primer disco, publicado en 2010, nos pateamos este país y el colofón fue compartir escenario con Franz Ferdinand en Noviembre de 2010, queríamos grabar en 2011 y, después de numerosos obstáculos, así lo hicimos, en Diciembre y, de nuevo, después de cuantiosas trabas, no publicamos hasta 2013. Con Shining Blackout ocurrió un poco lo mismo: grabamos en 2008 y publicamos en 2010, no sin luchar; tal vez somos un grupo peculiar al que le cuesta crear las condiciones idóneas para publicar un álbum en condiciones, como mínimo, aceptables. Tal vez somos unos malditos vagos a los que les jode hasta hacer pruebas de sonido. El otro día nos mencionaban en twitter diciendo que, además de tocar música de antaño, debemos vivir en una realidad paralela por estar buscando booking o mgmt en 2013 y, la verdad, no podemos estar más de acuerdo. De hecho, no podemos dejar de admirar el coraje –o la suerte- del que no se ve obligado a migrar a realidades paralelas.

Tras un debut con muy buenas críticas, no teméis que la continuación no tenga las mimas repercusiones.

Creemos que está siendo recibido de una manera excepcional. Es genial que gente de Radio 3 o Mondosonoro te diga que para ellos es uno de los discos del año. En el otro extremo está que gente de Rockdelux te diga que sigues “insistiendo en tu rock stoniano sin chicha”, pero bueno, la portada les gusta a todos…

 

 

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share