Conciertos

 

20-04-2014

The Black Cadillacs. Wurlitzer Ballroom, Madrid


1

Se hicieron de rogar, dudas e incertidumbre hasta el último momento. Esta banda apenas conocida en nuestro país, tocaba el martes por primera vez en Madrid de la mano de sus dos discos. Su desconocimiento no aseguraba una venta mínima de entradas, ni auguraba su presencia, pero finalmente y para nuestra suerte,¡sonó la flauta! la armónica, la guitarra, el bajo, la batería, la pandereta…sonaron The Black Cadillacs.

El concierto comenzó algo más tarde de las diez y media, la gente iba entrando poco a poco y lo que en principio parecía un concierto íntimo fue aumentando hasta ocupar los recovecos de la sala, eso sí, sin agobios ni empujones, en la medida justa para disfrutar de ellos.

Enérgicos y apasionados se mostraron sobre el escenario, intercalaron temas del último álbum “Run” con el anterior “All Them Witches”, versionaron a Led Zeppelin y a sus referentes por excelencia, The Black Keys. Es curioso que a la hora de hablar en entrevistas o en algunos comentarios no mencionen a The Black Keys como una influencia en su música y sí lo hagan de los Rolling Stones o The Who, tal vez sea por hablar de bandas consagradas, además del country y el folk sureño, tan grabado en estas bandas americanas que parecen nacer con ello y para lo que nos gustan esas raíces, es una maravilla, pero durante todo el concierto no dejé de pensar en que su último disco sonaba irremediablemente como “Attack and Release” de Black Keys, y un claro ejemplo de ello es el tema “Choke”. Aún así, todo esto no dejan de ser divagaciones, la banda dio un buen concierto, se entregaron en todas y cada una de sus canciones, y ver a todos los componentes sonriendo junto a sus instrumentos y frente a nosotros, ver a Will Horton, la voz de la banda, perderse y bailar junto a la percusión de su pandereta, era frenético.

Fue un gran concierto en el que destacaron temas como “Choke”, “Run Run”, “Something To Shake” , “Shade”, “100 Guns” y la versión de Black Keys que pusó fin a este gran concierto “I Got Mine”.

Ahora sólo cabe esperar que vuelvan, y nos sigan regalando su energía y su música.

Autor: Cristina Sánchez García

Bookmark and Share