Entrevistas

 

04-06-2014

The Ape, cuatreros australianos


1

Tendemos a identificar a Tex Perkins con el bárbaro que asoló nuestros escenarios al frente de las Bestias del Bourbon (inolvidable rosario de giras tempestuosas en lo personal y en lo artístico), pero ésa es sólo una parte de su saludablemente contradictoria personalidad. Pues no menos peso tienen en su biografía ejemplos incontestables del más fecundo subsuelo australiano como The Butcher Shop, The Cruel Sea, Tex, Don and Charlie, Tex Perkins and the Dark Horses o incluso The Man in Black (exitosa y original recreación en directo de la vida y obra de Johnny Cash), empecinados en efectuar una extraordinaria relectura del legado musical americano, dotándolo de fibrosa e inquietante personalidad, de pasión turbulenta y/o electricidad brutal.

¿Cuál es el origen de The Ape? ¿Por qué decidiste comenzar una nueva banda?

Mi objetivo era formar parte de una banda que no estuviera formada por drogadictos amargados y viejos que me detestaran.

 

Tengo la impresión de que en The Ape todos los elementos de la música están reducidos al mínimo, lo que contrasta con unas amplias influencias y un buen número de estilos que os han inspirado. Creo que esto otorga mucha personalidad al grupo. ¿Fue algo premeditado, o los resultados de vuestra colaboración te sorprendieron?

Bueno, mi proceso creativo es muy fluido. Improvisamos mucho, apuntamos todo lo que surge sobre la marcha, y así damos con muchas canciones y riffs. Podrías decir que son simples “demos”, material que no tomamos muy en serio hasta que se va desarrollando y al cabo de un tiempo toma forma. Pero la idea central de The Ape es la diversión. Simple diversión, sin más. Quería una banda para tocar en esos andrajosos locales nocturnos que son pura... diversión. The Ape aspira a celebrar la estupenda simplicidad hipnótica del rock´n´roll.

 

Si no me equivoco, has declarado que con The Ape has llevado a la práctica todas tus ambiciones musicales, lo que llama la atención teniendo en cuenta tu intensa trayectoria...

 

No creo que dijese eso exactamente, creo que más bien dije que esto es lo mejor que he hecho o haré, lo que luego han metido en la hoja promocional del disco. Era una broma, pero también creo que podría llegar a ser verdad. Lo cierto es que en mi carrera mis ambiciones musicales fueron sobrepasada por los resultados desde muy pronto, así que todo el resto es miel sobre hojuelas.

 

 

¿Cuáles fueron las mayores influencias en la grabación del disco? ¿Tenías algo en mente? Se pueden escuchar citas que apuntan tanto a AC/DC como al Funk o al soul de los años 70, y a veces incluso parece que desarrollas cosas propuestas en el Little animals de Beasts Of Bourbon...

 

Sí, sí, de acuerdo con todo lo que comentas. Como comenté antes, habíamos hecho maquetas de todas estas canciones y la mayoría fueron creadas con un loop de batería sampleada. Yo tocaba lo que me parecían riffs de guitarra de los Kinks encima de ritmos guapos. Y todo iba saliendo con naturalidad, un tema tras el otro, sin letras, solo riffs ygroove. ¿Influencias? Todo lo de The Troggs, Stooges, Ramones, The Kinks... pero cuando la banda empezó a caldearse quería ir aún más lejos y empezó a apuntarse nuestro gusto por el space rock, nuestro amor por Can, Pink Floyd o Hawkwind.

 

¿Qué nos puedes contar sobre los otros miembros de la banda? Es una sorpresa el ver a un español como Raúl Sánchez en las filas de The Ape.

 

Raul ha sido uno de mis guitarristas favoritos de rock´n´roll durante mucho tiempo, estaba en una banda llamada Magic Dirt y ahora está también en River of Snakes y en Midnight Wooolf, que creo que han tocado en España alguna vez. Y es sobre todo un tipo muy majo. Lo pasamos muy bien juntos.

 

La manera que tienen las bandas australianas, consagradas o no, de funcionar es bastante distinta a la de otras partes del mundo. No es raro ver a miembros de una u otra uniéndose para empezar distintos proyectos, o aparcando grupos para reactivarlos con naturalidad años después...

 

¿La gente no trabaja así en otros países? ¡Yo siempre lo he hecho! En los ochenta poníamos en marcha una nueva banda si había más de dos personas en una habitación.

 

Beasts of Bourbon es, de todos los grupos de los que has formado parte, el más famoso en España. ¿Sucede lo mismo en Australia o en otros países?

 

The Cruel Sea es el más conocido de mis grupos en Australia, pero a estas alturas la gente me identifica como alguien del que musicalmente se puede esperar cualquier cosa.

 

 

Las últimas giras de Beasts of Bourbon en nuestro país fueron muy importantes para los fans de rock españoles. Conozco a unos cuantos que consideran algunos de esos conciertos entre los más emocionantes de sus vidas. ¿Fueron también algo especial para la banda?

 

Hmmm, para un músico las giras del rock´n´roll son exactamente como se decía en los años 60. ¡Si lo recuerdas con claridad es que nunca estuviste allí!

 

La celebración del treinta aniversario de Beasts of Bourbon fue muy original, pues organizasteis conciertos con todas las formaciones. ¿Cómo salió todo? ¿Podemos considerar que la banda está aún en activo? En ese caso, ¿cuál es la formación actual que grabaría de nuevo?

 

Creo que lo más probable es que un nuevo disco se grabara con la banda de Little Animals, ¡pero me encantó tocar con todas las formaciones! Lo ideal sería poder tocar con todos en la misma banda. Las he pasado putas en todas las alineaciones de esa banda, pero ahora ha pasado el tiempo y tengo que decir que adoro a todos y cada uno de esos cabrones. Son mi familia.

 

¿Qué tal anda de salud la escena actualmente en Australia? ¿Sigue siendo un buen sitio para ser un fan del rock?

 

¡Sí, lo es! Debo decir que Melbourne es realmente el auténtico centro musical cultural de Australia. Las otras ciudades están bien y de ellas salen muchas bandas muy buenas, pero Melbourne es la única ciudad que puede dar de comer a un músico de rock, así que muchos de nosotros nos hemos ido allí a vivir.

 

¿Podrías retratarte nombrando tus cinco discos favoritos o las bandas que te inspiraron para dedicarte a esto?

 

Sticky Fingers de los Rolling Stones aún me pone la carne de gallina. Meat Puppets 2, maravilla de una gran banda. Ese disco fue una gran influencia en mi trabajo con The Cruel Sea. Everybody Knows This Is Nowhere de Neil young and Crazy Horse. Cada single de este disco es perfecto. Incluso grandes discos como After the Gold rush y Harvest tienen canciones que no son tan buenas, pero en éste no haya nada que baje el nivel, me encanta cada nota de ese disco. Kiss Alive Kiss. Tengo una relación de amor y odio con esta banda. Cinco años después de este disco apestaban más de lo que nadie ha apestado jamás y aún me repugnan. Pero esto es una cumbre. ¡Y es hilarante! Modern Lovers de los Modern Lovers. Otro disco perfecto sin un gramo de mierda dentro.

 

Bueno, ¿y qué nos encontraremos en tus directos por nuestro país?

 

Encontraréis a tres primitivos Rock´n rollers que harían cualquier cosa para que el público no salga defraudado... y me encontraréis a mí.

 

 

Autor: José Luis de Torrelavega

Bookmark and Share