Artículos

 

07-01-2015

Ted Nugent, gonzo vivito y coleando


1

El sello Eagle Recordsestá especializado en figuras históricas del rock de los 60 y 70. Lleva muchos años haciéndolo y también lleva sacando hace tiempo los discos de TED NUGENT, figura clave del rock de Detroit en los 60 junto a MC 5 y The Stooges, con Iggy Pop al frente. Su banda fue The Amboy Dukes y te sorprenderías al escuchar los derroteros psicodélicos que llevaban en ocasiones. Pero a uno de los fachas más grandes del rock, le gustaban las exhibiciones pirotécnicas con su guitarra y pronto se oriento hacia un hard-rock potente con mucha base blues y que más tarde caminaría hacia los brazos del heavy metal. Sus obras cumbre en los 70 fueron el mítico “Cat Scratch Fever” y el doble LP en directo “Double Live Gonzo!”.


¡Y el directo sigue siendo el hábitat preferido de este cazador empedernido que acaba de cumplir 66 años, pero que sigue vapuleando en sus múltiples directos! Por eso en su último disco de estudio que controlo, “Love Grenade”, también añadía algún bonus en directo. Desde entonces, sólo ha publicado lo que la gente le demanda, buenos discos en directo. El caso es que Armoury Records (subsello de Eagle) ha tenido la buena idea de publicar dos de ellos conjuntos por el precio de 1. Por cierto que también han hecho lo propio con los dos mejores discos de ALICE COOPER de la pasada década, “The Eyes Of Alice Cooper” y “Dirty Diamonds”. Y con JOHN MAYALL & THE BLUESBREAKERS han elevado la apuesta al triple, porque 3 son los guapos discos de la pasada década editados en una caja al precio de uno.


Pero volviendo a Gonzo, en esta coqueta caja que respeta las portadas y los créditos de ambos discos, tenemos en primer lugar el “SWEDEN ROCKS” de 2008. Tiene un comienzo directo y fulgurante con el clásico “Stormtroopin’”, su gran riff, el estribillo y ese ritmo boogie boogie que también les encanta a los ZZ Top. Sigue arriba con “Wango Tango”. Otro acierto es el final puro blues de “Wang dang sweet pontang”. Luego, Gonzo, será racista y facha, pero de tonto no tiene un pelo y por eso se marca un “Soul man” de los Sam & Dave corto pero intenso y desbocado. “Still raising hell” suena más eléctrica y acelerada con punteos a toda velocidad de puro r’n’r. La traca final es idéntica en ambos discos y te la narraremos con el otro. Eso sí, aquí la voz está más en primer plano y así brilla más un estribillo como el de “Cat scratch fever”.


El segundo y todavía mejor directo es “MOTOR CITY MAYHEM” y data del 2009. Tiene el revelador subtítulo de “The 6.000th Concert”, número que dice mucho de los años que lleva sobre los escenarios y sin descansar como hace Bob Dylan. Aquí tras la intro se marca el himno “Star Spangled Banner” como la hacía Hendrix con su salvaje guitarra. Conviene aclarar que 8 de los temas aparecen en ambos directos porque son de esos que sus seguidores reclaman concierto tras concierto. Eso sí, las versiones son muy diferentes y este disco tiene mucho mejor sonido que el anterior. Dicho esto, una de las guapas novedades aquí es “Motor City Madhouse” con su estribillo enfermizo y punteos desquiciados. Siguen los estribillos con “Wango Tango” que se va con los solos por encima de los 8 minutos. También suenan crudos los riffs de “Stormtroopin’”, aquí a mitad de concierto. Aquí en las versiones juega con “Bo Diddley” y también se acerca a otro negro básico como es Chuck Berry. Luego se marca un arrollador “Baby please don’t go” con homenaje a todos los clásicos del blues además de a Willie Dixon. La traca final con “Cat Scratch Fever”, “Strangehold” y “Great White Buffalo” supera los 25 minutos de duración. La primera es su gran single comercial de todos los tiempos. En la segunda se marca un ritmo brutal y luego unos punteos para sobrepasar los 10 minutos. Con “Great White Buffalo” el cazador dice adiós con otro montón de improvisaciones con su guitarra. Ya ves que sigue habiendo muchos temas del legendario “Double Live Gonzo! del 79. Aunque los set-list coincidan en bastantes temas son ejecuciones diferentes, complementarias y no excluyentes. Desde luego que de quedarnos con uno solo, ese sería sin duda este “Motor City Mayhem”, pero como las dos horas y media de acción y los dos discos vienen juntos y al precio de uno… ¡Este kamikaze tampoco parece que tiene ninguna intención de bajarse de los escenarios pues sus fans y él así lo desean! 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share