Entrevistas

 

08-04-2012

Swamp Cabbage, power trio blues


1

Hace unos meses nos visitaron SWAMP CABBAGE, una banda muy "rutera" desde su mismo nombre. Todavía lo es más si revisamos un poco su historia. Esta banda viene de lo más profundo de los Estados Unidos y se revuelca por el sur en esa zona donde se mezclan las músicas más tradicionales de dicho país. En primer lugar, como no, el blues, con aromas de chicago, Texas y de hasta del Delta del Mississippi. Luego están esos toques country, jazz y hasta gospel. Gospel porque hay mucha espiritualidad en su música y el tema de Jesucristo y de la religión sale por sus trabajadas letras. Todo esto surge de la tierra y de la naturaleza. De allí es de donde surge la gran guitarra de Walter Parks, su líder absoluto y con gran historia tras de sí. El hombre ha sido durante más de 10 años el guitarrista solista de una leyenda de la música americana como Richie Havens. Por eso hasta el espíritu de Woodstock le acompaña. Su sonido: "Imagina Tom Waits, Bill Gibbons de ZZ Top, Dr. John y Dr. Watson envueltos en una completa noche de jam session..." Lo dice en Taillahassee Democrat. Teníamos que hablar con Walter Parks días antes de su amplia visita en noviembre y diciembre.
 
Empecemos un poco por el pasado. Supongo que habrá sido una escuela musical y de vida de primer orden el haber girado tantos años junto a un mito como Richie Havens. ¿Qué es lo más importante que has aprendido de él y qué valores, trasnochados o no, te ha transmitido?
 

Richie me hizo ver, sin enseñarme directamente, que la esencia de crear música está en la sincera conexión con la gente. Es una persona verdadera que da generosamente su tiempo a los demás, sean desconocidos o fans. Nunca abandonó un local hasta haber firmado todos y cada uno de los autógrafos que le pedían.

En directo siempre dio el 100% de su energía. La primera vez que lo escuché fue en un básico estudio de Nueva York sólo para mi y para un ingeniero de sonido y fue como si estuviera tocando con la misma intensidad que en el Madison Square Garden. Además me concedió espacio y libertad para interpretar su música como yo quería o sentía.


En vuestro estupendo segundo disco, "Squeal" (Zoho Music), presumís de utilizar instrumentos y tecnología de años atrás. ¿Suena mejor la buena música antigua como la vuestra con vetustos y castigados instrumentos como los que maltratáis?
 

Yo creo que tienes que ser mejor músico para utilizar viejos equipos. Con la moderna tecnología todo se puede arreglar pero carece del sentimiento del momento. Swamp Cabbage toma el riesgo de la tecnología vintage y logra un sonido mucho más robusto. En esta próxima gira tendremos el honor de contar con nuestro nuevo bajista y consagrado productor, Jim Devito, todo un maestro en sonidos analógicos. Él es en esencia la inspiración creativa para el renacer de la música del noreste de Florida con nosotros y los exitosos JJ Grey & MOFRO a la cabeza. 

 

Os consideráis representantes de la mejor música sureña. Por eso tenéis vuestra base en el blues eléctrico. También surgen en vuestras canciones buenas esencias del jazz de New Orleans, el ragtime, el country y hasta la espiritualidad del gospel, sobre todo en las letras. ¿Van por ahí los tiros?

 

Las letras de Swamp Cabbage están inspiradas en historias reales sucedidas en el sur. Yo trato de ponerles un toque humorístico cuando las convierto en canciones. Era obligatorio en mi juventud considerar ciertos valores espirituales y era común que te quisieran inbuir en sus creencias extraños de otras parroquias locales intentando salvar mi alma. Cuestionando satíricamente la sinceridad de estas creencias he escrito tres historias para canciones como “More Booty With Budda”, “Poontang” y “Kilowatt”.
Sé que os curráis también las historias de vuestras canciones. Me encanta la relativa tristeza de "Necktie Man". En este y varios temas más hay diferentes referencias a Jesucristo y a la influencia de la religión en vuestro ambiente. ¿En qué manera os influye vuestra fe a la hora de crear y tocar vuestra música y contar vuestras historias?

 

Yo siento una especie de guía espiritual cuando escribo o interpreto mis canciones. La culminación de un nuevo tema o una frase melódica fresca llegando sobre el escenario es casi tan poderosa algunas veces. La obligación de un artista es hacer que este poder viva y compartirlo con orgullo con los que te escuchan. 

 

En "Squeal", vuestro segundo y último disco de estudio hasta la fecha, te marcas algunos instrumentales guapos donde pones de manifiesto tu maestría con las 6 cuerdas. Es el caso de Purdy Mouth" o de "Softshoe" donde te pegas un paseo por las diferentes sendas del blues. ¿Te da igual el sonido Texas, Chicago, el baoyu de Jerry Reed o el Delta del Mississippi?

 

Una de mis primeras giras pagadas fue tocando un dixieland jazz banjo en una banda de ragtime. Con el banjo Vega tenor de 1929 yo aprendí el estilo fingerpicking que ha transferido a la guitarra eléctrica. No uso púas. Como influencias, para ser honesto, se me hace más interesante las complejas armonías de jazz que el blues. A menudo escucho y transcribo la música de Miles Davis, Coltrane, Jon Scofield, Pat Metheny o Jaco Pastorius. Suelo decir que algún día Swamp Cabbage hará un disco de puro blues pero de momento no me siento cualificado. Necesito pasar algo de tiempo en el Mississippi y absorber respetuosamente ese feeling.

 

Por cierto y ya que lo hemos mencionado. ¿Tienes o tenéis disco casi a punto? ¿Caerán temas nuevos en vuestras actuaciones aquí?

 

Estamos grabando dos nuevos discos al mismo tiempo. Uno presentará nuestra música original esencialmente al estilo de nuestro primeros dos trabajos. El otro será una adaptación de nuestras canciones favoritas de artistas de los años 70. Muchas de esas canciones son muy difíciles de interpretar con una banda de tres miembros. Interpretaremos de este trabajo el “Shaft” de Isaac Hayes y el “Frankestein” de Edgar Winter. Ha sido un maravilloso aprendizaje intentar mantener la esencia original de estos temas y a la vez hacerlas al estilo Swamp Cabbage. Nuestro tour por España será una perfecta oportunidad para probar con varias de nuestras nuevas composiciones que grabaremos este invierno y saldrán el próximo 2012.

 

"Squeal" salió en Zoho Music. Supongo que para tí será un honor compartir sello con músicos como Ike Turner, Jimmy Hall o Bonnnie Bramlett. ¿El próximo trabajo saldrá también con ellos?

 

Estamos hablando con ZOHO y otros sellos sobre el nuevo disco. También estamos tocando a menudo por Europa y podemos cerrar un importante contrato de distribución para España, Francia, Alemania, Benelux, Italia y el Reino Unido.

 

Por tu forma de tocar la guitarra, arañando las cuerdas con los dedos, es evidente que te gusta Scott Joplin, Chet Atkins o Jerry Red. ¿Pero también creo que sois admiradores del sonido y de las canciones de JJ Cale y hasta habéis participado en un, aquí desconocido, pero apreciable tributo a su figura?

 

JJ Cale me enamoró al escuchar el sonido de su guitarra eléctrica en “Crazy Mama”. Desafortunadamente ZOHO no nos dejó grabar esta versión para el disco tributo y por eso elegí “Sensitive Kind” queriéndole insuflar un aire de blues sulfúrico. Para mí fue todo un desafío participar en “Same Old Blues”. Quería intentar crear un arreglo que rivalizara con la versión de Lynyrd Skynyrd que me inspiró cuando era tan solo un muchacho.

 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share