Conciertos

 

07-01-2020

El Drogas. Kafe Antzokia, Bilbao


1

No sé si vendrá a cuento o no, pero yo creo que sí. Por eso quiero recordar el aún reciente concierto de El Drogas abriendo para La Polla Records. Me lo pasé genial con La Polla. Sudé, salté, berreé, perdí la camisa y hasta me jodí en el pie. ¡Descarga de adrenalina brutal! Sin embargo musicalmente El Drogas, con sus habituales compinches de Koma, les superó claramente. Gran sonido, gran profesionalidad, buena forma y voz a tope. Recurrió más a temas míticos de Barricada porque era lo que pedía la ocasión. En su gira actual con llenos absolutos como el del Kafe Antzokia se centra más en su material, pero como se marcan 3 horas prácticamente sin descanso da margen también para otras aventuras de su larga trayectoria.


El sonido volvió a ser impresionante. Cada instrumento y cada nota en su sitio y su voz brillando por encima y entendiéndose a la perfección las (importantísimas) letras de todas sus canciones. Desde el comienzo al piano y con contrabajo hasta en los temas más metálicos de La Venganza de la Abuela y algunos de los de su nuevo y muy completo disco. Claro que “Solo Quiero Brujas En Esta Noche Sin Compañía” (DRO / Warner Music) consta de 5 discos, 42 canciones y casi dos horas y media de música en una preciosa caja con un libro espectacular de 80 páginas. Un trabajo de 3 años en el cada disco tiene un título y en los que toca diferentes palos musicales y literarios. Cada disco tiene también su propio y muy comiquero art-work y cada disco tiene muchos mundos en las ricas letras de Enrique Villarreal “El Drogas”. El primer disco es “Timbre Acústico” y cuenta con algunas de las historias más luminosas. “Europa (Timbre Oxidado)” trae música más eléctrica de su grupo y hasta arrebatos hardcore. Fue uno de los 3 que tocó casi al completo y en concreto fue el más y mejor visitado, demostrando que sus dotes compositivas siguen plenamente vigentes y actualizadas a los tiempos que corren. “Timbre Canalla Y De Bullanga” es el más en plan “El Víbora” o “Temeo” desde la portada en plan “Anarcoma”, por cierto. El cuarto disco es “Timbre Fundido” y está basado en el cuento “Ave Fénix” de Julio Ramón Ribeyro. Es su lado más rock industrial al estilo de los Nine Inch Nails. El último disco es “Timbre Equivocado” y en él caben las canciones que no parecían pegar en ninguno de los otros. Además es el disco más suave musicalmente, que no literariamente. Entre las 40 canciones, aproximadamente, que tocaron cerca de la mitad fueron de este nuevo y logrado trabajo. Por supuesto que también fueron momentos álgidos los de los temas más emblemáticos de los Barricada. Esos que todos amamos y tenemos interiorizados. Fueron cánticos conjuntos y tabernarios que le vinieron de miedo a El Drogas para descansar su garganta pues la sala al completo los sabe desde la primera a la última palabra. No son necesarios los títulos. Sí es necesario que te pases por www.blackizar.com para saber cuáles serán sus próximos conciertos y poder vivir está comunión mágica entre banda y público que surge en todos sus conciertos y que hace que 3 horas parezcan una santiamén. Aunque esta palabra tan religiosa no está precisamente en el argot que más le gusta a Enrique. Los suyos y él se quedan muy “A gusto” en sus actuaciones. El público más aún. ¡Esperemos que las corrientes actuales de puritanismo y lo entregado de sus letras no hagan que lo lleguen a censurar! ¡Impresionante forma, poderoso sonido, gran rock’n’roll (más otras hierbas varias) y memorables historias!

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share