RESEÑAS DISCOGRÁFICAS

 

The Dust Bowl

Sangre Grande


1

Mago Fermín/Blackstone

Segundo larga duración de la banda ribereña The Dust Bowl surgida entre el desierto de Monegros y el Moncayo, allí donde el cierzo y la sequía deshumanizan el paisaje. “Sangre Grande” tiene la fuerza de una tormenta de polvo y al mismo tiempo la dulzura de los aires exóticos del sur. Puede llevar a equívocos la folclórica portada del disco, pero representa muy bien el concepto del álbum, misterio y arte.The Dust Bowl han trabajado concienzudamente las nuevas canciones y han logrado pulir la desigual superficie de su debut. Así tenemos una colección de diez canciones que rebosan de rock alternativo,stoner y hard-rock. Tomando como referencia los años 90 y mirando de reojo a los 70, la música de los aragoneses se mueve entre estos parámetros movibles hasta el presente. “DiamondEyes”, “Apocalyptic Blue” conectan con el rock de Seattle y el de California de la mano de bandas como Alice in Chains, Nirvana, Kyuss o QOTSA. Las atmósferas psicodélicas, que logran con unos elaborados coros y la incorporación de instrumentos como el órgano y los efectos de la flauta dulce, son otra de las características que elevan la calidad de los temas. Mención aparte merece “UntiltheMorning Light” que, sin lugar a dudas, es el tema más sobresaliente y a la vez, más desconcertante. Aquí César se luce con la guitarra alcanzando el clímax en un solo con sabor hispano. Son muchas las comparaciones que ha suscitado esta canción queya en su primera escucha nos remite directamente a aquellos años de fusión del flamenco y el rock. Títulos como “Open Up The Windows To YourMind” y “Agua de 1.000 Cactus”, ponen de manifiesto su querencia por los viajes alucinógenos como así pondrían en práctica sus amados MonsterMagnet.Por otro lado, “Maserati” representa el lado punk, abrazando al mismo tiempo a Melvins y Black Flag. La instrumental de siete minutos que cierra el disco da pie a la improvisación, una de sus mejores armas en directo. Con“Sangre Grande”TheDustBowl se despojan de su caparazón sabbáthico para sonar más actuales y cercanos.

Autor: Rubén Vela

Bookmark and Share