Entrevistas

 

26-03-2012

Samesugas, chupasangres gallegos


1

No son de Detroit, tampoco de Escandinavia y mucho menos de Australia. Samesugas son gallegos, tanto como el Albariño o la Zorza. El cuarteto compostelano ha mamado musicalmente, sin ningún tipo de complejo y con mucho orgullo, de influencias provenientes de los anteriores ámbitos geográficos citados. Es por ello que llevan una docena de años tejiendo un particular y abrasivo estilo aún por domesticar. Las trece tundas de furioso rock’n’roll, excitado power pop y arrollador garage, hilado a base de apabullantes guitarras y vertiginosa rítmica, que podemos encontrar en “They Are Out There”, logran triturar neuronas.

They Are Out There es un disco redondo, capta a la perfección el sonido y al energía del grupo. ¿Habéis cumplido todos los objetivos que os marcasteis antes de entrar al estudio?

Joaquín (J): ¡Muchas gracias! En cuanto a producción creemos que sí, estamos francamente contentos con el sonido.

El disco lo podríais haber grabado en cualquier estudio con prestigio de EE.UU. pero habéis decidido hacerlo en A Coruña. ¿Falta de presupuesto o confianza en lo conocido? 

J: No tenemos presupuesto para irnos a EE.UU, sin embargo tenemos la suerte de contar con un estudio en A Coruña que por un precio razonable ofrece unos resultados espectaculares.

Alberte (A): Realmente no podríamos haberlo grabado en cualquier estudio en EEUU, hasta nos resultaría difícil grabarlo fuera de Galiza pero tampoco tuvimos nunca esa necesidad. Estudios Bonham tiene un prestigio más que constatable a un buen precio y cerca de casa.

Mike Mariconda se ha encargado de la masterización.

J: Así es, tuvimos la oportunidad de trabajar con él y no nos lo pensamos dos veces. Al salir del estudio ya estábamos contentos con el resultado, pero la masterización de Mike, digamos que ha sido la guinda del pastel, ¡ha hecho un trabajo estupendo!

A: Tenemos que agradecer a los gemelos más famosos del underground madrileño por habernos puesto en contacto con él. 

Wipers se ha convertido en referente obligatorio al hablar de vosotros.

J: Nos gustan mucho a los cuatros, pero hay muchas otras bandas que también nos apasionan.

A: Pero es cierto que es una banda que siempre ha estado ahí, solemos hacer diferentes versiones en directo y es un orgullo que la tomes como un referente.

¿Sentís que habéis tocado techo, musicalmente hablando, con vuestro último disco?

J: No. Sentimos que aún nos queda camino que recorrer y posibilidades por explorar.

A: Esperemos que no (risas). ¡No sé si nos estás echando un piropo o todo lo contrario!

Punk, rock and roll, garage, power pop es una combinación letal cuando cae en vuestras manos. 

J: ¡Gracias otra vez! A estas alturas ya nos da un poco igual la cuestión del estilo musical. Sinceramente tratamos de hacer algo chulo, pasando un poco de etiquetas, modas o tendencias. 

Más de una docena de años como banda, habéis participado en multitud de recopilatorios, tenéis varios discos a vuestras espaldas… ¿Cuál es fórmula para mantenerse en la música a pesar de no vender grandes cantidades?

J: Tener auténtica pasión por lo que haces y un trabajo de verdad que te permita vivir. A estas alturas creo que a ninguno se nos pasa por la cabeza forrarnos con esto. 

A: Creo que no es ninguna fórmula secreta, la misma que la gran mayoría de bandas. Nadie vende grandes cantidades, pero nosotros no vendemos un carallo. Pese a eso nos sigue gustando editar discos en tiradas pequeñas para intentar vender a nuestros amigos y familias.

“Toxico Injecta” es una adaptación de un poema Lois Pereiro.

A: Así es. Lois Pereiro fue un poeta gallego fallecido hace ya 15 años, vinculado a la contracultura y definido por muchos como poeta punk. Esta canción está incluida en un homenaje de bandas gallegas titulado “Cuspídeme” (Escupidme) que aún no ha sido publicado.

¿Os identificáis con la Lamprea?

J: Si, nos mola bastante hacer chupetones. La lamprea es un bicho con una biología bien curiosa, un auténtico fósil viviente, además de un plato muy apreciado en Galicia con un sabor muy especial, una de esas cosas que o te encantan o las odias.

A: Al ver los diseños del disco hubo gente que confundió la sanguijuela (samesuga) de la portada con una lamprea.  Lógicamente estamos totalmente identificados con esos gusanos que chupan la sangre y tienen beneficios curativos.

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share