Conciertos

 

04-11-2018

Radio Birdman. Planta Baja, Granada


1

Una excusa tan buena como otra cualquiera, la presentación del documental “Descent Into The Maelstrom” del director Jonathan Sequeira da pie a otra gira de la más seminal banda del raw power australiano. Ninguno de los que atesorábamos como oro en paño copias de Radios Appear y Living Eyes podíamos soñar hace unas décadas que los chicos liderados por Rob Younger se iban a convertir casi en habituales de los escenarios españoles. Y aquí los tenemos por primera vez en Granada, afición que sorprendentemente responde a la llamada del lado salvaje del rock and roll, con la sala a reventar y público que se ha quedado en la puerta sin entrada. Una lástima que una parte de la afición no pudiera presenciar un bolo tan robusto y sinuoso, tremendamente enérgico, denso e incandescente como la lava, lo máximo que se les puede exigir a unos músicos, al menos a los tres componentes originales que permanecen en la formación, que se mantienen en gran forma física y musical a pesar de que ninguno de ellos va a cumplir ya los 60. Del set list no se puede apuntar más que satisfizo a la mayoría, incluyendo todos los temas totémicos de la banda, desde el inicial “Do The Pop” a “Murder City Nights” o el muy stoogiano “Criying Sun”. Si la parte mercenaria de estos renacidos Birdman cumplieron más que sobradamente, es de justicia subrayar que la poderosa guitarra de Deniz Tek, jefe en la sombra, sigue trepanando oídos cual broca del 20, que las teclas del impertérrito Pip Hoyle aportaron cantidad de matices al rocoso sonido, y que, por fin, Rob Younger sigue siendo una presencia intimidante frente al micrófono, con esa mirada de desquiciado y sus espasmódicos movimientos, manteniendo avivadas las ascuas hasta la traca final con un “TV Eye” bañado en cerveza y sudor.

Autor: Manuel Borrero

Bookmark and Share