Conciertos

 

11-02-2013

Olivenza. Galielo Galilei, Madrid


1

El concierto de Olivenza en Madrid fue toda una experiencia, pareció música hecha por amigos que han quedado una tarde. El grupo hispano-luso reunió en la sala Galileo Galilei a buenos y variopintos músicos que se fueron alternando en cada tema.

Cira Fernández y Raúl Marques ya habían mostrado en la publicación de su disco Olivenza la particular versión que tienen de la música folk. Para ellos la esencia está en conseguir que la música desprenda el lirismo del fado sin que se pierda la energía y el dinamismo del folklore. Y esta idea tan suya es lo que se apreció en el concierto del pasado jueves.

Dividieron la actuación en dos partes, una en la que predominaron los temas folk, y donde el grupo se acompañó de varios instrumentistas para tocar la mayoría de las canciones: David González Cambray fue el primero de los colaboradores en aparecer, y lo hizo tocando el piano, el contrabajo y la guitarra. Después sonaron la guitarra de Mikelo, el trombón de Roberto Pacheco, la batería de Andrés Litwin... En total llegaron a estar más de seis músicos sobre el escenario, contagiando alegría y subiendo el ánimo de todos. Allí se estaba bien, y a esas alturas el público estaba seducido por la voz de Cira, que tanto cantaba en castellano como en portugués o francés, y por su compañero Raúl, que la siguió, y completó con preciosistas combinaciones tímbricas.

En la segunda parte del concierto hubo un lugar destacado para el fado. Interpretaron su versión de Cançao do mar, grabada en el disco, y algunos más, para terminar volviendo al folklore inicial. El desfile de caras conocidas no paró tampoco en esta parte: Jairo Zavala (más conocido por DePedro), Nacho Campillo Reyno (cantante de Tam Tam go!), Mikel Ferrer (segundo batería), Ulises Fernández, Marcos Bayón y el batería de Vetusta Morla, David el Indio.

Cuando Olivenza intentó despedirse daba la sensación de que acababan de llegar, nadie había mirado el reloj en la hora y media que estuvo allí.

El concierto fue, primero, un banquete musical; segundo, una reunión de amigos.

Fotografía: Adrián Vázquez. 

 

Autor: Esther Martín

Bookmark and Share