Conciertos

 

31-03-2014

Novedades Carminha. Ocho y medio, Madrid


1

Queda fuera de lugar y anticuado decir que Novedades Carminha se ha convertido en grupo revelación, los tres discos que han publicado demuestra la enjundia que derrochan. Lo que sí podemos afirmar sin pudor es que su tercer disco, Juventud Infinita, es su álbum más maduro hasta la fecha y el más abierto, estilísticamente hablando. Su solida evolución queda clara cuando observamos que del punk minimalista de su estreno discográfico desembocan en las actuales incursiones en la psicodelia y new wave. En directo, como demostraron en su inicio de gira madrileño, regresan siempre a sus orígenes: entrelazan canciones sin apenas pausa, lanzan comentarios de lo más provocadores entre tema y tema e incluyen versiones de manera camuflada, siempre  sin bajar el listón musical ni el buen humor. En apenas una hora interpretaron su nuevo trabajo íntegramente, sin obviar temas de discos anteriores (“Jódete y baila”, “Pesetas”, “Ensalada de hostias”, “Amor Rural”, “F.O.L.L.A.R”…). En mitad  de la actuación sorprendieron con una versión de la Velvet Underground (“Run Run Run”) y concluyeron con otra de Los Saicos (“Demolición”), invitando a subir al público femenino para que bailara junto a ellos. Acompañaron al trío gallego previamente Los Nastys, convulsión de garage, punk y psicodelia arrolladora. Probablemente, por edad, sus jóvenes componentes no asistieran al movido concierto de The Horrors en la sala Moby Dick de 2007. Les hubiera encantado. Su show es muy similar, aunque ellos se escudan más en una provocación chusca, cambios de ritmo y un corista panderetero que recuerda a Bez de los Happy Mondays. Si comienzan a preocuparse más por cuidar las letras de sus canciones, demasiado pajilleras, en vez de ir a la peluquería, probablemente les vaya muy bien. “Madrid es un cementerio” y “Holograma” son dos potentes hits. Por su parte, Terrier, cuyos componentes provienen de formaciones como Fumestones o Las Jennys de Arroyoculebros, entre otras, han cuajado un pop fresco trufado de guitarras que en ocasiones recuerda a Fresones Rebeldes. 

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share