Entrevistas

 

09-01-2012

Muy Fellini, rotundo salto cualitativo


1

El dúo navarro Muy Fellini formado por Juan Maraví (ex SÖK) y Edu Ugarte (ex Half Foot Outside) ha firmado un éxodo muy particular. Con su debút, “Muy Fellini” (BCore) estaban relajadamente en el campo con un sonido mucho más folkie y con claros matices pop. Ahora han emigrado hasta “La Ciudad De Las Palmeras” (GOR / Clifford Records). Los chicos del campo han llegado a la ciudad en busca de aventuras nocturnas y se han encontrado con un sonido mucho más rock. Han viajado desde el folk-pop al folk-rock, sin perder sus melodías pop y con muchos aromas americanos, especialmente de California. Esta ciudad tan especial tiene dos capitales muy diferentes en aspecto y presentación. Decimos esto porque su segundo trabajo tiene dos ediciones totalmente diferenciadas hasta en el aspecto visual. El compacto llevará la firma del veterano y prestigioso sello navarro GOR Diskak y el lujoso vinilo saldrá de la mano del sello de Almería consagrado al vinilo, Clifford Records. Como su promoción indica son ideales para quienes amen a Neil Young, Wilco, Leonard Cohen, The Posies o Dinosaur Jr. Aunque la lista pudiera ser mucho más larga. Teníamos que cambiar impresiones con ellos.

Esto va para adelante. Tanto Half Foot Outside como SÖK ya no funcionan. Desde que nació Muy Fellini se ha convertido en vuestra primera opción. ¿Ya pensáis todo de manera muy felliniana?

Ahora mismo es el grupo en el que ponemos nuestro mayor empeño. Empezó de manera casual pero al coincidir que nuestros grupos ‘madre’ llegaron a su fin, aprovechamos para coger más fuerza y desde entonces todo lo pensamos de manera felliniana.

Por cierto, vuestros grupos anteriores ya no funcionan. ¿Pero estáis inmersos en alguna otra aventura nueva o seguís colaborando con Brian Hunt u otra gente?

Juan está muy activo en ese sentido, hizo un grupo llamado Napoleón Dinamita y han empezado a dar conciertos, también algún proyecto que va cogiendo forma. Por mi parte (Edu) ahora solo estoy tocando en Muy Fellini y empezando a hacer algunas canciones con la guitarra con mi amigo Fermín, pero de momento nada serio por falta de tiempo, poco a poco. Y por mi trabajo, estoy en la gira de Txarrena y aparte en un montón de producciones, por lo que más tiempo en la música es casi imposible.

¿Cuáles son los cambios más sustanciales entre “Muy Fellini” (BCore) y “La Ciudad De Las Palmeras”? A mi entender ahora estáis más cerca del rock que del folk, siempre manteniendo vuestro lado más pop.

Supongo que el mayor cambio es que el primer disco es el repertorio que sacamos en 3 semanas de trabajo sin haber tocado nunca antes juntos y sin saber prácticamente ni que estilo queríamos tocar en este grupo, así que creo que bastante coherente salió para lo que podía haber sido. Este trabajo ya es mucho más maduro a nivel de composición y tras 60 conciertos que dimos en la primera gira, los temas salieron mucho mejor y ya con la formación consolidada y una mayor conexión y compenetración musical entre nosotros. Esa creo que es la mayor diferencia. Por otro lado, también es cierto que al hacer los temas con guitarra eléctrica nos han salido algo más eléctricos y a pesar de las melodías pop, la base puede sonar más rockera. De si suena folk o no, la verdad que no soy consciente.

Habéis pasado de un sello conocido, como BCore a dos sellos más pequeños pero trabajadores, a la vez. ¿A qué se ha debido el cambio y por qué la idea de dos presentaciones totalmente diferentes? ¿Satisfechos con los resultados en ambos casos?    

El trabajo con BCore en el primer disco fue una colaboración casi amistosa pero creo que la experiencia salió bien, ambos aportamos lo que pudimos, ellos un buen trabajo de promo y nosotros una buena gira que hizo que el disco saliera por todos los lados. En este caso, se nos presentaron diferentes ofertas para sacar el disco, que nos hicieron plantearnos cómo hacerlo, y tras unos cuantos meses de contacto constante con los sellos discográficos llegamos a un acuerdo con GOR para la versión Cd y con Clifford para la versión vinilo.

Al hacerlo cada formato con gente diferente hicimos un tratamiento particular para cada uno de ellos y creo que le da más interés al producto como tal. Estamos muy contentos con haberlo hecho así.

En el tema de calidad de sonido y de producción también se nota una mejoría clara. ¿Teníais las ideas nítidas, sabéis mejor como conseguirlas o habéis dispuesto de mejores medios en el estudio de Aberín junto a Iñaki Llarena?

Creo que es el resultado de varias cosas. Por un lado, el grupo suena mucho más compacto ahora (con casi 3 años de carrera, 70 conciertos y sus ensayos pertinentes) que al comenzar la banda, como es normal. Por otro lado, el primer disco lo grabamos en día y medio en el estudio de Hans pero luego grabamos todas las colaboraciones con el portátil en casa y al mezclar y masterizar en diferentes estudios, no hubo mucha comunicación y no sabíamos bien a que queríamos sonar… en cambio, en este disco todo ha ido en consonancia y ha resultado muy cómodo grabar. Esperemos poder decir lo mismo en el próximo disco.

Siempre se ha dicho que las buenas canciones son aquellas que se pueden sostener tan solo con una guitarra y una voz. Vosotros también vais a la esencia de las canciones aunque en disco las vistáis con algunas ropas más…

En cierta manera sí. Cuando desgranas una canción te das cuenta de que la mayoría de las veces se componen de un ritmo sencillo y que luego ya es todo lo que le quieras añadir. Esa es un poco la esencia en todos los grupos y en el nuestro supongo que más aún.

Por cierto que en el anterior disco tuvisteis algún invitado de lujo como Kenneth Ishak (Beezewax). Ahora brillan mucho Germán San Martín con sus teclados (me encanta su órgano en “Las Almas Perdidas”) y acordeón y Txus Maraví con especiales toques con la lap-steel guitar en temas destacados como el titular y apacible, “La Ciudad De Las Palmeras” o en “Recogiendo Nuestras Ilusiones”. ¿Contentos con sus aportaciones? ¿No habrá problema para llevar los nuevos temas al directo en formato dúo?

Txus y Germán son dos musicazos como la copa de un pino, y ambos además pueden lucir en estilos muy diferentes, y dada la cercanía y amistad, no dudamos en contar de nuevo con ellos para colaborar en el disco. Sus aportaciones dan a las canciones muchos matices que hacen que las canciones como tal suenen muchísimo mejor.

A la hora de llevar al directo no hay problema, puesto que las canciones nacen con el formato dúo o incluso solo, por lo que como decías en la pregunta anterior, la esencia está ahí.

Lo que no ha cambiado es la importancia que dais a las palabras. Esta va para Juan. ¿Qué surge antes en temas como esa canción de amor que es “Atardeceres” o esas estupendas historias tras “México” o “Las Almas Perdidas”, la letra, supongo, o la música?

Generalmente suele nacer antes la música que la canción y ya una vez compuesta la música se piensa que tipo de letra transmite cada canción. Pero algunas veces también es al revés, por lo que el proceso se cambia y se trata de hacer la música acorde a lo que transmite la letra.

En “Las Almas Perdidas” nos hablas hasta del alma perdida de Johnny Cash. ¿Qué pretendes hacer sentir en los que te escuchan con las historias que nos cuentas? 

Al final las letras son sentimientos que tienes hacia las personas y hacia ti mismo… Te pones a pensar en cualquier cosa y al final consigues sacar una historia de todo eso. Hablando por ejemplo de ‘Las almas perdidas’  nombro a Johnny Cash, para que la gente le tenga en cuenta. Para mí fue un artista muy grande y lo aprecio mucho, creí que podría estar bien nombrarlo en una de mis canciones, y que la gente al escucharla recuerde a uno de los grandes..
Creo que una letra tiene que ser sincera y no intentar escribir algo que no sientes profundamente porque al final se te acabaría viendo el plumero..

El sonido es otra vez muy rico y variado a pesar de ser dos los que básicamente hacéis todo. ¿Habéis utilizado muchas percusiones (o instrumentos para golpearlas diferentes) y guitarras de diferentes sonoridades?

Esta vez creo que ha sido todo más sencillo a lo que instrumentos se refiere pero estábamos muchísimo más centrados en el estudio y llevábamos todo más preparado. Percusiones como tal no hemos utilizado apenas. La canción ‘Conversaciones’ está tocada íntegramente con maracas y hay alguna pandereta, pero lo demás está tocado con baquetas, escobillas y hot-rods. Utilizamos varias guitarras, eléctricas, acústicas, lap-steel, y varios tipos de teclados, piano, sintetizadores, etc.

Creciste con Metallica y Simon & Garfunkel, Edu, pero ahora se sigue apreciando más la sombra de Neil Young. Las guitarras de “Transformación” parecen sacadas del “On The Beach” y en “El Verano” también hay mucho de los Crazy Horse. También están ahí los primeros Wilco, Leonard Cohen (“México” tiene un ritmo muy similar a algunos de los temas más conocidos del canadiense) o los Jayhawks con Mark Olson. ¿Cada vez os gustan más los sonidos americanos?

Las influencias siempre han sido parecidas y sigo escuchando muy a menudo tanto a Metallica como a Simon & Garfunkel. De hecho, Simon & Garfunkel son uno de los grupos en los que más me fijo últimamente a la hora de oír ritmos diferentes a lo que suelo tocar habitualmente. Pero si, poco a poco uno se va abriendo y va encontrando el interés a escuchar a grupos que con 15 años no se apreciaban de esta manera. Pero yo lo veo más como que al tocar en Muy Fellini nos hemos acercado a algunos de estos grupos de otra manera. Ya los escuchábamos antes pero es ahora cuando nos acercamos a ellos por la manera de tocar, etc. pero si montáramos un grupo de thrash metal seguiríamos escuchándolos igual. Digamos que dentro del abanico musical que nos gusta, que creo que es muy amplio, depende que toques te fijas más en la manera de tocar de unos artistas que de otros, pero quien tocara como la gente de Kreator o Slayer.

Bien es cierto también que “Camino Hacia El Suicidio” abre con precioso pop casi a lo Teenage Fanclub y con guitarras de latido shoegazer…

Teenage Fanclub son uno de los grupos estandarte de Muy Fellini y lo era también en los tiempos de Half Foot Outside y compartimos escenario en su día. Esa canción en particular está tocada un poco en esa dirección, tanto por sonido como por estructura, aunque también puede recordar a Dinosaur Jr, otro grupo que llevamos muy dentro. Intentamos que dentro de un orden, el disco y el grupo en general sea variado.

Habéis tocado ya en bastantes países europeos. También por aquí. ¿Dónde pretendéis llegar con “La Ciudad De Las Palmeras”? ¿Muchas fechas programadas? ¿Algún lugar o festival especial para vosotros anterior o en un futuro?

Desde que nació el grupo teníamos claro que no queríamos ponernos barreras para poder tocar en uno u otro sitio y el ser un dúo ha ayudado mucho. Vivir en Pamplona favorece en el sentido de que ir a Paris está igual de lejos que ir a Cádiz así que hemos estado en ambos sitios, ¿por qué no? Y además, ir a tocar a otros países permite que el entorno del concierto sea totalmente diferente a uno de aquí, el cambio de idioma, el viajar como tal, pasar varios días fuera, todo eso es lo que más vida da a un grupo. Es la culminación de todo el proceso. Cuando estás componiendo una canción en un rato muerto de un miércoles, por ejemplo, para rato piensas que esos acordes sonarán en Amsterdam o Londres y haya gente que conecte con tu música. Creo que eso está por encima de todo y haya una persona o haya 1000, la satisfacción al músico es la misma, porque la conexión con quien esté delante en ese momento es lo mejor que le puede pasar a un grupo.

De momento tenemos bastantes fechas programadas y muchas más por programar. Intentaremos tocar en más festivales, que fue una asignatura pendiente con el primer disco y disfrutar de las cosas como lo hemos hecho siempre.

Os recomendamos encarecidamente que conozcáis a este grupo si os gusta el mejor folk-rock americano y también el indie-pop más emotivo y para ello os podéis pasar por www.myspace.com/muyfellini, www.cliffordrecords.com, www.gordiscos.com o www.blackizar.com (ésta última para contratarlos o hacer lo propio con los Zodiacs o The Cherry Boppers)

 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share