Entrevistas

 

19-09-2011

MUCHO, con mucha pasión


1

Mucho llevan muy poco tiempo pero han puesto mucho empeño en salir adelante y ya tienen aquí "Mucho" (Marciano Records) su más que apreciable debut. También están ya inmersos en un montón de bolos de presentación del trabajo de los que te puedes informar en www.somosmucho.com y en www.imanartist.es. El nombre de Mucho no dirá "mucho" todavía a nadie pero sí lo hará los nombres de los integrantes del cuarteto ya que tenemos a Martí, el cantante de Underwater Tea Party y a Fausto, Miguel y Carlos que provienen de los tristemente disueltos Sunday Drivers. Decimos que empiezan con ánimo porque ellos mismo se autoaniman con el tradicional grito (sobre todo en Euskadi) de "Mucho" que se usa para jalear en deporte a quien ha protagonizado una acción especialmente bonita o repleta de esfuerzo. La producción ha corrido a cargo del experto y muy solicitado Ricky  Falkner, que además ha metido unos cuantos instrumentos. Comprobamos si tenían "Mucho" que decirnos. 

Buen nombre, sencillo de recordar y breve. ¿No tiene nada que ver con el grupo americano Poco?

Gracias. Descubrimos al grupo americano Poco cuando decidimos llamarnos MUCHO. Nos lo contó nuestro amigo José María Rosillo y la verdad es que molaban mucho los Poco. Aunque no sabíamos de su existencia cuando nos pusimos el nombre. 

No sé si lo sabéis pero "¡Mucho!" es un grito que se usa "mucho" en Euskadi en deporte (sobre todo en los frontones de pelota vasca) para animar a un deportista cuando hace una acción especialmente bonita o un esfuerzo de consideración. ¿Estáis tan satisfechos con los resultados de "Mucho" (Marciano Records) u os ha supuesto un enorme esfuerzo su creación?

De hecho nosotros siempre hemos usado lo de “¡Mucho!” para darnos ánimos o para jalear a un grupo de música que nos gustara. Siempre hemos tenido amigos cercanos vascos y era una expresión que habíamos adoptado entre nosotros, de ahí el nombre del grupo. La verdad es que estamos muy satisfechos con el disco que hemos hecho, y si te soy sincero ha sido mucho más fácil de hacer que otros discos en los que he participado. Eso no significa que no haya costado esfuerzo, han sido un año muy intenso de composición y de muchas horas en el local pero el esfuerzo cuando es divertido nunca hace daño. Hemos disfrutado mucho tanto durante el proceso de composición y de asentamiento de los temas en el local, como durante la grabación en Barcelona, ha sido todo un proceso de mucha hermandad entre nosotros y lo hemos pasado en grande y creo que eso se nota en las canciones. A veces nos preguntan por qué suena fresco y divertido y la respuesta es porque así ha sido.

Empezáis con esta aventura pero estabais todos juntos en los tristemente disueltos Sunday Drivers o en Underwater Tea Party. ¿Empezasteis la aventura antes de la disolución o ha surgido todo a posteriori?

La decisión sobre la disolución del grupo estaba ya tomada, aunque el grupo seguía haciendo conciertos sabíamos que se iba a acabar con bastante tiempo de antelación. Así que empezamos a ensayar mientras la gira de los Sunday continuaba. Nos marcamos un ritmo de ensayos constante pero el momento concreto cuando nos dimos cuenta de que MUCHO iba realmente muy en serio fue cuando registramos nuestra primera maqueta de cuatro canciones. Fue cuando escuchamos la grabación de nosotros cuatro tocando juntos en el local cuando nos dimos cuenta de que teníamos que hacer un disco y salir adelante como un nuevo grupo, eso fue en septiembre, aunque ya habíamos estado ensayando juntos desde abril.

Un cambio claro es el paso al castellano. Vuestras letras, sin embargo, no son fáciles de comprender a la primera ni de digerir. Se podría decir que tienen varias lecturas.

Totalmente, la intención detrás de las letras es que tengan varias lecturas, es decir, que cada uno que la escuche pueda sacar su propio significado. Nunca me han gustado las letras que te lo dejan todo masticado. Siempre he sido muy fan de las letras de Michael Stipe de REM porque van más a lo emocional y a estados de ánimo que a la mera narrativa. En nuestras letras hemos intentado hacer exactamente eso, no son letras de narrativa sino que son estados de ánimo e imágenes puestas unas detrás de otras. Nos gusta que las letras tengan algo de misterio y de magia, no me gustan los grupos que sabes perfectamente que es lo que quieren decir con las letras, lo bonito de la música es que tenga algo de misterio y que cada persona que escuche una canción pueda sacar una conclusión personal e intransferible sobre la letra. Lo del cambio de idioma no ha sido más que una consecuencia natural, queríamos hacer canciones honestas y no puedes hacer eso cantando en un idioma que no es el tuyo. 

Vuestra promoción dice que cuando creabais estas canciones estabais escuchando a tope a The Raconteurs y The Black Keys. De los primeros se pueden apreciar huellas en las guitarras de temas como, por ejemplo, "Vas a saturar". De los segundos veo menos.  ¿Algunas otras inspiraciones para iniciar esta nueva aventura?

Tanto los Raconteurs como Black Keys son grupos que nos flipan de la vida. Obviamente las canciones no suenan a ellos, porque su influencia en nuestra música es más a nivel sónico, también hemos escuchado sin parar a Delta Spirit (un grupazo como la copa de un pino) a Phoenix o a Ryan Adams. De todas maneras como te decía, lo que tu pretendes con la música que haces es que sea muy personal y que suene como nadie ha sonado hasta ahora, esa meta es un poco utópica pero creo que es bueno que la búsqueda sea la de encontrar tu sonido personal y propio, ese es nuestro objetivo con respecto a nuestra música, que sea algo nuestro que nadie más pueda hacer. Está claro que los grupos que hemos citado nos han influido, pero creo que más a nivel sónico que a nivel harmónico.

En vuestras letras nombráis a clásicos como Keith Richards o la Plastic Ono Band, pero por muchos momentos sonáis más actuales y más orientados casi hacia el pop que hacia el rock.

Tanto los Beatles como John Lennon en solitario como los Stones o mil clásicos más es la música que más hemos escuchado (The Band por supuesto) pero son influencias podríamos decir de nuestra “adolescencia” como músicos. Somos gente que vive en 2011 y hacemos música hoy en día, no queremos ser nadie que haya hecho música hace 40 años, nos encantan, pero nosotros tenemos que ser MUCHO, un grupo al que le flipan cantidad de grupos y de artistas muy diversos y que intenta hacer su propia música en su propio idioma, desde la honestidad. No puedes forzar tu música hacia un sentido o hacia otro, es posible que nuestra música esté más cerca del pop que del rock. Pero yo creo que si tuviéramos que definirnos dentro de un género diría que hacemos pop rock psicodélico (por decir algo). De todas maneras, creo que el disco es más bonito y detallista y por ende más pop, pero tienes que vernos en directo y entonces yo creo que dirás que somos más rock. De todas maneras tanto pop como rock para mí todo es lo mismo, lo que me gustan son las buenas canciones no un género. Si juntas las dos cosas salimos nosotros. Somos gente que nos gustan desde los Constantines, Broken Social Scene, Flaming Lips, Wilco, hasta Fleetwood Mac, Bob Dylan etc. Es decir a nosotros nos gusta todo el abecedario de la música, como decía una amigo: “Desde AC/DC a ZZ Top todo lo que queda en medio es acojonante”. Da igual donde nos encasillen porque nos gusta el pop  y el rock a partes iguales.

Empezáis con "mucho" ímpetu ya que el disco arranca con "La casa en pie" y la canción entra de golpe y porrazo con esa melodía llena de gancho en la que luego despuntan guitarras y órgano. ¿Estaba claro que este era el tema inicial?

La verdad es que fue algo que cayó por su propio peso. Cuando tuvimos que decidir el orden todos queríamos que el disco empezara sin dar tregua, es decir intentar conseguir que la gente que se ponga el disco tenga ganas de escuchar la siguiente canción. Por eso empezamos con “La casa en pie”, asimismo va a ser el tema con el que vamos a hacer nuestro primer videoclip (qué pasado de moda suena eso, ¿eh?).

Me gusta la variedad que se aprecia en las canciones. Incluso dentro del mismo tema. "Vas a saturar" arranca lenta y con un guapo ambiente y cálidos teclados. Me viene un poco a la mente el nombre de DeLuxe. Luego surgen los contrastes en forma de guitarras más rockeras. Además es uno de los pocos temas que supera los 4 minutos. ¿Cómo abordáis las composiciones?

La verdad es que “Vas a saturar” es una de las canciones que más nos gustan y una de las que más orgullosos estamos. Es una canción un poco montaña rusa que empieza muy abajo, luego está arriba, para volver a bajar y volver a subir. Es lo que nos apetecía hacer, tener la libertad total de hacer lo que a nosotros nos plazca y ese tema creo que refleja eso a la perfección. Esta canción la curramos a tope  y sufrió mil variaciones durante su proceso. Normalmente llevo al local una melodía con unos acordes de piano o de guitarra, más o menos estructurada eso depende de la canción. Una vez en el local el proceso es destruir un poco lo que yo he traído para volver a construir algo entre todos. “Vas a saturar” tenía estrofa, estribillo y parte de en medio. Pero no fue hasta que los cuatro nos juntamos que conseguimos dejarla como es hoy. Ese proceso es largo y costoso pero te llena totalmente de alegría porque es una canción de nosotros cuatro y si alguno de nosotros no hubiera participado en su composición no tendría nada que ver. “Corre mi reloj” por ejemplo en sus inicios era una canción de country/western con un tempo muy rápido, y tras ese proceso de destrucción para volver a construir se compuso como la escucháis hoy.

Luego "¡Que viva su ley" tiene voces y aire festivo al estilo de la Manchester de Black Grape, The Stone Roses o Happy Mondays, aunque también aprecio algún toque californiano. ¿Cómo la veis vosotros?

Me resulta curioso que digas eso, a mí personalmente es una canción que me suena a Ryan Adams, para mí es una canción de americana. Pero me gusta que a tí te suene británica, eso significa que hemos conseguido lo que queríamos. ¡Que viva su ley! habla de la primera estrella de la música que existió, quizá es la canción más narrativa que hay en el disco. Habla sobre éste personaje inventado que fue el primer tío que tuvo un gran éxito con su música y que sus conciertos eran brutales, a nosotros solo nos ha quedado un vestigio de su música (el estribillo de la canción), es una historia inventada que refleja muy bien lo efímero del mundo de la música. 

"Lo hacéis muy bien" es un claro single. De los temas más pop y con un estribillo radiante y pegadizo. ¿Hasta dónde pensáis llegar con este disco y canciones como esta?

Eso es algo que no podemos decidir nosotros. Nuestra intención es currar como jabatos para conseguir tener el mejor directo que podamos tener y así poder llegar a la mayor cantidad de gente posible. Pero es algo que no puede preocuparte, nosotros tenemos que hacer las mejores canciones que podamos hacer y el mejor directo que podamos hacer y nos vamos a dejar los cuernos en ello. Lo demás ojalá llegue y la gente disfrute con nuestra música eso es lo más grande que te puede pasar y nos encantaría. En cuanto a “Lo hacéis muy bien” estamos muy contentos con ella.

Otro puntazo totalmente distinto es "Somos más". Un rock'n'roll con piano clásico que a mí me recuerda a Bob Seger con la Silver Bullet Band o a Tom Petty con sus Heartbreakers. Además cuenta con una de las colaboraciones del trabajo con el piano de Florenci Ferrer. ¿Compartís esta impresión? ¿Qué tal esta y las demás colaboraciones?

Totalmente, es una canción que nos encanta, me gusta lo de Tom Petty, a mi me suena a Tom Petty y a Wilco. Lo del piano de Flurent fue brutal. Los teclados en nuestro disco ha sido acojonante porque claro había tres tíos que los tocan bastante bien para grabarlos. Los hammonds los hicimos Ricky y yo, es la bomba estar en el estudio y tener a dos tíos que sepan tocar el hammond porque cada uno toca lo que mejor se le da. Hay canciones de hecho que el hammond está grabado una parte por mí y otra por Ricky, fue divertidísima la grabación de los teclados. Con los pianos acústicos los grabó todos Ricky (tiene un toque muy bonito con el piano de pop) y cuando llegó “Somos más” estábamos en plan: “molaría un piano muy clásico y no tengo ni idea de cómo tocarlo, lo mejor es que lo hagas tu Flurent” porque Flurent es un pianista de escandalazo. El tío se metió en la cabina y la primera vez que pasó la canción con el piano fue espectacular, fue una de estas cosas que tiene la providencia y es algo que le da un toque a la canción flipante. Ricky grabó algunas acústicas también. Una de las cosas que más nos gustó y eso si que fue idea de Ricky y de Santos (nuestro ingeniero) fue lo de meter congas, cuando nos lo dijeron no lo vimos muy claro pero nos convencieron con el directo de Santana en Woodstock y cuando metimos las congas en “Que viva su ley” y en “Corre mi reloj” vimos que tenían toda la razón, nos quedamos ojipláticos con lo bien que quedaban, todo ello gracias a la maestría de Didac el maestro conguero. La última colaboración fue la de Juli Saldarriaga de los Love of Lesbian, le conocimos en Barcelona y es un tío la mar de majo y nos cuidó de maravilla durante nuestra estancia allí, grabó percusión en el final de “Que viva su ley”. Todo un lujo la gente que ha tocado en el disco la verdad.

El disco suena nítido y contundente. Las canciones van al grano sin contemplaciones. Satisfechos con el trabajo como productor (también colabora con diferentes instrumentos) del prestigioso Ricky Falkner?

Estamos muy satisfechos con el disco que hemos hecho y todo ello es gracias a Ricky y a Santos y Flurent. Ha sido una de las mejores experiencias que hemos tenido en un estudio de grabación y queremos grabar el próximo con ellos. Lo bueno es que las canciones no cambiaron ni una gota, sabíamos que las canciones estaban bien pero si hacía falta grabarlas muy bien y dotarlas de detalles flipantes. La verdad es que el disco suena muy bien gracias al trabajo intenso que han hecho.  Desde el primer momento que llegamos al estudio supimos que iba a funcionar. Ricky es el productor y Santos y Flurent los ingenieros pero en realidad son tres amigos que se complementan a la perfección. Durante el mes y pico que estuvimos en Barcelona ellos tres fueron miembros del grupo, conectamos totalmente a nivel musical y vimos que las canciones les gustaban y se dejaron la piel en ellas igual que nosotros. Yo creo que ellos también se motivaron porque les dijimos que queríamos grabar las canciones en directo, es decir, batería, bajo y las dos guitarras eléctricas tienen que ser en directo y la misma toma. Eso es fundamental para que el disco suene como suena, y yo creo que para un productor y un ingeniero es una motivación extra porque en los estudios están hartos de hacer discos por partes.

¿Cómo ha arrancado la gira y qué se puede encontrar quien entre en www.somosmucho.com?

De momento hemos estado en Huelva, Toledo, Valencia y Castellón  y han ido muy bien los primeros conciertos. Ha venido mucha gente y la reacción está siendo muy positiva. Ahora tenemos que seguir sembrando y tocando mucho para que la gente pueda venir a vernos porque estamos seguros de que les gustará mucho nuestro directo. La web de www.somosmucho.com ofrece a la gente nuestro disco en streaming y links a nuestro twitter y a nuestro video blog en el que podréis ver como grabamos el disco en Barcelona.

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share