Conciertos

 

06-11-2012

Mavis Staples y Dayna Kurtz. Apolo 2. Barcelona.


1

No puedo imaginar una mejor forma de acabar un domingo y coger fuerzas para la semana que entra. Ver y escuchar dos voces, como las de estas dos señoras es revitalizador. Primero tuvimos el placer de escuchar a Dayna Kurtz como telonera y después subió al escenario una dama del soul y del gospel, una leyenda viva, Mavis Staples. Un concierto que estaba programado para la sala grande y que por falta de venta de entradas fue pasado a la 2, una lástima que la gente no se animara porque fue uno de esos conciertos que se recuerdan para toda la vida.  A pesar de todo, en la sala pequeña abarrotada pudimos ver dos conciertos espectaculares. Primero Dayna Kurtz con su guitarra, pura voz. Aunque arrastraba un importante resfriado, es increíble el chorro de voz que tiene y como es capaz de emocionar Dayna Kurtz. Con apenas seis temas, seis disparos certeros al corazón, nos dejó a todos rendidos a sus pies. Empezando por esa joya que es Do I Love You. Voz profunda y sentida, emoción pura que traspasa, fuerza y desgarro. Impresionante. Dejó el nivel tan alto que parecía que levitábamos. Perfecto estado para recibir al huracán Mavis. Es increíble que una mujer tan pequeña tenga tanta potencia dentro. Desde el segundo uno, Mavis Staples se subió al escenario y lo incendió con su presencia descomunal. Su nombre es garantía de leyenda y calidad, de música de raíces, de tradición, de buena música. Y eso es precisamente lo que nos dio a parte de diversión. Una mujer que se crece ante la adversidad, que aunque parezca que le falte el aire se arranca con un chorro de voz y potencia que abruma. Respaldada además por una potente banda que le acompaña, dos coristas, guitarra, bajo y batería. Sonriendo, jugando con el público y llevándoselo al bolsillo desde el primer momento. Tuvimos ocasión de escuchar You're not alone, el tema de su aclamado disco de título homónimo producido y escrito por Jeff Tweedy. Pero también cantamos hasta desgañitarnos con The Weight del gran Levon Helm y bailamos hasta reventar con un apotéosico I'll take you there. Pero sobretodo disfrutamos de una Mavis Staples, diva del soul, reina del escenario, una mujer que lleva desde que nació mamando música, esencia, vida y dándonosla con todo su amor y su energía, que la tiene y de sobras para iluminar NY entero, ahora que tanta falta parece que les hace. Gracias a las dos por darnos uno de los mejores conciertos de este año.

 

Fotografía:  Sergi Fornols

Autor: Anabel Vélez

Bookmark and Share