Conciertos

 

30-11-2011

Maika Malowski. Teatro Alhambra, Granada


1

Vuelve Maika a Granada justo un año después: mismo escenario, desgraciadamente con una entrada aún más pobre que hace doce meses. Absolutamente incomprensible dado la calidad de la artista que comparece y los precios de las localidades (10 euros), no se si es solo la crisis la responsable de esta inadmisible situación. Curiosamente las dos noches siguientes al concierto se representó en la misma sala la obra teatral “Desaparecer” al que el último disco de la mallorquina pone fondo sonoro, con todas las entradas vendidas con semanas de antelación. ¿Debido a la aparición en escena de Juan Echanove aupado a la fama por la infumable “Cuéntame Como Pasó”?. Suficiente la aparición de un famosote para reventar un teatro, situación mas propia de villorrio que de la ciudad cosmopolita que algunos quieren vender.

En todo caso no es este el foro propicio para este tipo de disquisiciones, y nos debemos centrar en la parte musical que es la que nos interesa. Demuestra Maika con esta nueva grabación ser artista con sobrada cintura, polifacética, tanto por su inmersión en nuevos territorios que ponen mayor acento en lo emocional, como en la facilidad con la que ha teñido de perversa inocencia los tenebrosos textos de Poe que ha musicado. Es esta presentación un recital más intimista que el presenciado hace un año, donde el piano y la voz narradora toman destacado protagonismo, acentuando el tono sombrío de los temas  que ocupan la primera parte del concierto. Ese derrotero toman canciones espesas y cargadas de angustia como “We ‘Re Alive” o “The Empress Womb” evocadores de tortuosos caminos que se adentran en tupidos bosques de emociones retorcidas. Afortunadamente también hubo ración de guitarrazos a diestro y siniestro, recuperando algunas joyas inmarchitables de su repertorio como la serpenteante “Lava Love” o “The Gate”, uno de los temas más rotundos del nuevo trabajo. Otra gran noche de una artista que no para de crecer, desgraciadamente ante la indiferencia del gran público.

Fotografía: Pablo Martínez Benitez 

Autor: Manuel Borrero

Bookmark and Share