Conciertos

 

10-05-2013

Los Mambo Jambo & Los Coronas. Apolo, Barcelona


1

Bajo el nombre de Underground Voodoo Party, el Guitar Festival BCN nos ha ofrecido una de esas noches explosivas de rock instrumental en las que te vuelves a casa con los pies reventados de tanto bailar. Los culpables, dos de las bandas más potentes de la escena nacional, por un lado Los Mambo Jambo desde Barcelona que presentaban su nuevo 7”, con esos sonidos 50 y 60 que te hacen bailar sin parar y por el otro, los madrileños Los Coronas que venían a presentar su nuevo disco Adiós Sancho. Una combinación infalible. Noche explosiva donde las haya y guitarras afiladas de rock.

Difícil se lo pusieron Los Mambo Jambo a los Coronas. Llegaron, vieron y vencieron. Liderados por el incombustible Dani Nel·lo al saxofón, estos cuatro músicos explosivos tienen uno de los espectáculos de rock más sólidos y potentes del panorama estatal, sino el más potente. A la guitarra el impresonante Mario Cobo, uno de los mejores músicos del país; al contrabajo Ivan Kovacevic y sus miradas asesinas y a la batería la potencia de Anton Jarl. Nos hicieron bailar sin parar durante una hora, una hora en la que las canciones fueron sonando unas detrás de otra, sin pausa, sin compasión, para que nos quedáramos sin aliento. Y así fue. Sonaron sus clásicos “Promenade”, “La Rubia de la Curva” o “La Maldición de los Rockers”, pero también sus dos nuevos singles “El Baile Hipnótico” y “El Cadáver que vino a cenar”. El público enardecido gritaba al ritmo de “El Timo” o bailaba en homenaje al gran Gene Vincent en “I'm Goin' Home”. El que no bailó esta noche es que no tenía sangre en las venas. Rock & Roll, R&B, swing y lo que haga falta. Nos dejaron exhaustos y es que lo de estos cuatro cracks no tiene nombre, parecen hechos de otra pasta. Puras fuerzas de la naturaleza en plena explosión.

Y después, Los Coronas saltaron al escenario y seguimos bailando. Para su nuevo disco se han ido a grabar a Tucson, Arizona, en busca de ese sonido fronterizo tan característico pero mezclado con sonidos de copla, flamenco o incluso rumba. No sólo de surf instrumental vive el hombre. Ataviados con sus sombreros vaqueros, una formación espectacular de músicos curtidos sobre el escenario: Fernando Pardo a la guitarra; David Krahe a la guitarra; Roberto Lozano a la batería; Javier Vacas al bajo y Yevhen Riechkalov a la trompeta tocan al lejano oeste, a la fiesta, al rock and roll, a la juerga hasta altas horas de la madrugada. Homenaje incluido a La Leyenda del tiempo de Camarón de la Isla, en la “Leyenda del solitario”. Repasaron su último disco prácticamente entero, incluso esa tonada casi disco que es “Baila Lola y que no hace falta decir  que bailamos y bailamos. Sonaron también “Adiós Sancho”, “Fuerte Comansi”, “Hey Cosacus”, “Cleopatra Stomp”, “Rockaway surfers” o “Agente Triple” entre otras. Cerraron la noche con un “Maremoto” que nos supo a poco porque queríamos más.

Fotografía: Ramona Lowlands 

Autor: Anabel Vélez

Bookmark and Share