Conciertos

 

22-04-2013

Lee Ranaldo. Sala López, Zaragoza


1

 

Toda una sorpresa la visita del Sonic Youth a Zaragoza, todavía más si cabe cuando ha registrado uno de los discos más extraordinarios del pasado año. Acompañado por una inmejorable banda de nombres conocidos donde destacaba Steve Shelley, compañero suyo en la batería de los neoyorquinos, la cita no podía ser más prometedora. Buena entrada para recibir a uno de los pilares básicos de la escena alternativa estadounidense, aunque él represente esa faceta lírica y melancólica de los Sonic Youth y, como era de esperar, no defraudó. Concierto serio, soberbio y escrupuloso en duración donde, prácticamente, repasó todo Between the Times and the Tides. Ranaldo se mostró muy charlatán durante todo el repertorio que se inició por el final del disco con “Tomorrow Never Comes”. Comprometido con los problemas sociales actuales, nos enseñaba una imagen reciente del “supuesto beso” que decoraba el reverso de su guitarra, para denunciar la manipulación periodística existente. Imperturbable durante toda la actuación, solamente a la hora de cambiar sus muchas guitarras, realizó sus ya habituales juegos con la distorsión y el arco para encarnar, por si alguno lo había olvidado, el espíritu vanguardista de los Youth. Sobretodo podíamos apreciarlo en canciones como “Waiting on a Dream” o “Xtina as I Knew Her” y otras como “Lost” que evocan a sus queridos Dinosaur Jr. Por otro lado, su vertiente psicodélica se sentía en temas como “Angles” o “Fire Island” y más folk en “Hammer Blows”. Un apunte más, subrayar el buen trabajo realizado por el inconmensurable bajista Tim Luntzel, que ha tocado para Bob Dylan, Rosanne Cash y excelentes bandas de jazz. Las versiones escogidas fueron de dos de los artistas más influyentes para el neoyorquino, “Everybody’s Been Burned” de Byrds y “Revolution Blues” de Neil Young con la que se despidió en los bises. Tras su finalización, hizo honor a su fama de cercano y accesible hacia el público, vendiendo él mismo los discos y los libros de poesías que también escribe. Un lujazo.

 

Autor: Rubén Vela

Bookmark and Share