Conciertos

 

19-06-2013

La Granja Festival. Daimiel, Ciudad Real


1 2

El festival manchego crece en ediciones proporcionalmente al número de bandas, escenarios, aforo y adeptos. En su tercer año, La Granja ha contado con un total de ocho grupos repartidos en dos recintos diferentes (escenario Brujas, escenario Granja) y dos sesiones heterogéneas, matinal y nocturna, perfectamente encuadradas con el espíritu del festival. Un certamen lo suficientemente consolidado como para ir planteándose la posibilidad de incluir algún nombre internacional en su cartel y así asentarse definitivamente en el circuito de grandes festivales estivales nacionales. 

La tarde comenzó con Sara Íñiguez, artista que se esconde tras el pseudónimo de Rubia, quien supo rebajar la elevada temperatura ambiental con su personal propuesta musical amparada en pop colorista hermanado desinteresadamente con la psicodelia y folk. Alfa, nombre tras el que se parapeta Alfredo Fernández, ex componente de Buenas Noches Rose y Le Punk, se presentaba nuevamente en Daimiel acompañado de su banda con la cual intercala sabiamente guitarras eléctricas y acústicas, arañando canciones repletas de blues y rock and roll. Joe la Reina fusionan el pop y el folk de una manera muy particular. Esta joven banda guipuzcoana, afincada en Pamplona, aprovechó su periplo daimeleño para presentar los temas contenidas en su EP de presentación, ‘Change of Masks’, y adelantar parte de lo que significará su inminente primer larga duración. Los gallegos The Soul Jackets supieron enganchar al público desde los primeros compases con sus canciones embriagadas de blues, soul y el rock and roll norteamericano de la primera mitad de los 70's. Unanimidad entre los asistentes al calificar a su vocalista como fiel heredero de Joe Cocker. Su álbum ‘Wood Mama’ despertó del letargo al sector más rockero del festival. Los aficionados a R.E.M., Wilco, Neil Young o Cracker debieron disfrutar de lo lindo escuchando a Euro Trash Girl. El quinteto valenciano presentaba las canciones de su reciente y recomendable “Floating Down Memory Lane”. La mezcla de indie de los noventa, pop de guitarras y la mejor tradición del rock americano desbordó a las más de trescientas asistentes que la organización confirmó oficialmente. La voz de Judit Casado dota de gran personalidad a este combo que sirvió de broche final a un  festival que, según nos consta, ya trabaja en la siguiente edición. 

 

Fotografía: Mónica Monroy 

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share