Conciertos

 

25-09-2013

Kris Kristofferson. Barts, Barcelona


1

Kris Kristofferson es uno de esos nombres que una tiene en la lista de pendientes y que ansía ver si o si durante años, rezando por que alguien lo traiga y nuestras plegarias fueron atendidas, gracias señor. No pudiendo disfrutar de su anterior concierto en 2010 en Sant Feliu de Guixols, era hora de desquitarse y ver a esta leyenda viva de la música. Pero la emoción de ver a un músico que es un grande no puede entelar el juicio a la hora de reconocer que un concierto puede no ser lo que uno esperaba. Kristofferson está mayor y eso se nota, 77 años ya. Además venía en formato acústico, él solo con su guitarra, un par de armóncas y sin acompañamiento. Su voz profunda ya no es lo que era, sigue siendo profunda pero a veces justita para cantar. Y sobre su voz recayó el peso de todo el concierto. Es un gran compositor, pero como intérprete le han pasado factura los años y los excesos. A pesar de ello, pudimos disfrutar de un buen concierto. Mejoró por momentos. Aunque no llegó a ser un gran concierto. Sin duda a Kristofferson no le falta carisma. Los que teníamos pendiente su visita en nuestra lista de conciertos a ver, pudimos quitarnos la espinita, no tan bien como hubiéramos querido pero nos la quitamos. El resto, seguramente se aburriría. Presentaba su último disco Feeling Mortal pero no se olvidó tampoco de su anterior trabajo, el también excelente Closer to the Bone y gracias a dios también hizo un repaso a toda su carrera. Evidentemente no faltaron clásicos como “Me & Bobby McGee”, Why Me”, “For the Good Times”, “Help Me Make It Through the Night” o “Sunday Morning Coming Down” para deleite de los fans presentes. El concierto fue subiendo de nivel por momentos y acabó dejándonos el buen sabor de boca que necesitábamos. La intensidad y la emoción creció y pudimos sonreír por fin, después de los primeros momentos. La colombina Marta Gómez fue la invitada para versionear “The Circle”, momento en el que Kristofferson se hizo a un lado y le cedió todo el protagonismo. Descanso de cinco minutos para el cantautor que volvió a coger la guitarra con brío para regalarnos la última y mejor parte del recital de esta leyenda de la música contemporánea. 

Fotografía: Lorenzo Duaso.  

Autor: Anabel Vélez

Bookmark and Share