Entrevistas

 

24-02-2010

John Tirado, gran debut pop de los últimos tiempos


1

 El nombre de JOHN TIRADO no dirá gran cosa a demasiada gente. Algo cambiará si decimos que este estadounidense ha estado al frente de la banda mallorquina The Nash, en la que por cierto figuran dos de los componentes de L.A., con reciente fichaje multinacional. Han parado tras 3 discos pero John tenía un torrente de ideas que aparecen en “SLOW-MOTION PARTY” (Lucinda Records / Subterfuge). Su casa lo define acertadamente como un songwriter eléctrico que se pasea por el folk, rock, jazz y americana. Yo añado que con un fuerte poso pop. Cuenta con un plantel de músicos de auténtico lujo que dan colorido a una lista de excelentes canciones. Teníamos que hablar con él.  

¿Están The Nash definitivamente aparcados con el relativo éxito de L.A. y con la fuerza con la que te has lanzado a la piscina para crear este magnífico debut?

Pues no. Sí que estamos aparcados pero estamos empezando a ensayar otra vez y hablando sobre buscar unos shows. Estuvimos juntos hace un par de semanas y fue estupendo. No hay  nada como una Telecaster por un Vox atope! (Risas) Como dice Neil Young “Hey hey, my my … Rock & Roll will never die”! Y por cierto, gracias por las palabras tan amables sobre mi nuevo disco. Me hacen sentir orgulloso.

El libreto de “SLOW-MOTION PARTY” (Lucinda / Subterfuge) con todas las letras está muy guapo, pero me encanta todavía más la portada. ¿Estás peleando con tu guitarra Eastwood en ella?

Me parece que estoy peleando siempre con mi guitarra (Risas). La historia de la portada es muy curiosa, en principio tenía otra foto más formal, en la que salgo muy guapo y elegante… y la foto de la portada estaba en otra lista como segunda o tercera opción, solo porque esta serie estaba hecha en broma en el fotoshoot, para quitar la tensión de 6 horas de sesión fotográfica. Estaba boxeando y bailando en broma mientras el fotógrafo estaba haciendo pruebas de luz y focos. Al final la actitud refleja de forma más natural mi carácter, y con la guitarra en el suelo había más historia sobre el espacio en medio del escritor y el instrumento que usa. La guitarra es una Kay de 1965 y es la compañía original de Eastwood. Ahora voy a por las guitarras eléctricas de Eastwood. Son muy chulas.

Vamos ya a analizar algunos temas y detalles de las canciones. “All the lazy stars” es un arranque elegante que puede recordar hasta Brian Ferry. Encima lleva el saxo de Norbert Fimpel de la banda de Joe Cocker. ¡Vaya lujo!

Si, estaba buscando esta idea de una canción muy callejera, sobre todo callejera de Manhattan. Norbert es un amigo de Dani Roth, quien toca el piano en el disco, y Dani me dijo que a lo mejor podía llamarle. Cuando vino al estudio escuchó la canción una sola vez y empezó a grabar toma tras de toma. Y todas eran buenísimas! Después de 2 horas tenía pistas para dos discos, pero usé la 2ª o la 3ª toma, y regrabamos el solo en otra pista. Fue mágico. Tan mágico que acabé pidiéndole que grabara otro tema, claro, que fue ‘Gang of One’. Desde entonces somos amigos. Tengo mucho respeto por él y su talento. Un buen hombre.  

Norbert repite en “Gang of one” que se acerca a crooners como Richard Hawley con gotas pop a lo Matthew Sweet. ¿Se está mejor en una banda de uno o ayudan los grandes músicos?

(Risas) Muy buena esta descripción. Bueno hombre, podría tocar solo el resto de mi vida pero cuando estás con otros músicos siempre hay momentos que me hacen recordar los primeros motivos por los que me metí en la música. No hay otro tipo de sensación tan abstracta y tan evidente al mismo tiempo como esa.   

Otro lujazo es el piano de Dani Roth que ha tocado como los mismísimos The Platters. Lo borda por ejemplo en la preciosa balada que es “Oh Jodie”. ¿Pero quién es Jody y de que va este tema en particular y tus historias en general?

 Sin duda Dani Roth es un profesional de primera fila. También es un tipo que se sienta al piano y puede tocar las canciones sin haberlas escuchado una sola vez.  Hicimos casi todas las canciones en un solo día con él. Yo le dejé que tocara y grabara lo que quisiera y luego decidí cambiar algunas melodías de mi voz y le pedí que tocara más en alguna parte y menos en alguna otra. Y quién es Jodie. Prefiero no decir quién quien es. Puede ser alguien diferente para cada persona que escuche la canción. Sería más como un tipo de persona, entonces.

No faltan las melodías más pop y las guitarras (con Pablo Ochando de La Granja) más cercanas a The Nash como en “Take it to the grave” con sus guapos coros.

Sí, invité a Pablo por esta razón exacta. Le conozco desde hace muchos años y trabajé mucho con él en los discos de The Nash. Conocía su gran capacidad con las guitarras, pero no era fácil traerle al estudio. Le había llamado varias veces pero siempre estaba ocupado. Así que le dije: “Hey Pablo, he comprado una botella de Jack Daniels para la grabación” y entonces es cuando vino. (Risas) Después de unas horas bebiendo, sacamos un sonido como de fuego, muy americana. Quedamos muy contentos. Ese fue un gran momento de la grabación para mí. En cuanto a los coros, como la letra dice: “Sirens calling to me off shore”, yo estaba buscando un sonido como de sirenas llamando a los marineros desde las rocas, muy dulce. Por eso tengo a Rosa haciéndolos.  

El chelo es una pasada en “High definition”. ¿Te lo has currado con ganas en cuanto a detalles y arreglos?

Sí, a mí también me gusta mucho como han quedado los violonchelos. Ese sonido era lo más difícil para mí, porque no sé escribir ni leer partituras. Entonces canté la melodía que estaba buscando en el estudio y Chus, la violonchelista, fue escribiendo las notas en un papel, porque ella es muy de ‘escuela clásica’. Al final las notas son casi clavadas a las que había en mi cabeza. En verdad la mayoría de los arreglos estaban en mi cabeza pero era mucho trabajo plasmarlo todo, y a veces ser perdían en el proceso porque era lo más natural.

¿Mucho tiempo gestando estas canciones? ¿Son todas recientes o algunas ya las venías guardando para ti con vistas a un posible trabajo en solitario como ahora ha sucedido?

La mayoría de las canciones eran muy nuevas, excepto ‘Who makes you stay’, que es la única canción que había tocado antes con The Nash, solo que muy diferente, más rock. Más o menos el 60% de las canciones las escribí en los últimos meses antes de entrar al estudio. La última canción en llegar fue ‘Let me take you home’, que escribí unos meses después de terminar la grabación, pero por nada del mundo quería dejar el álbum sin esta canción.    

“Who makes you stay” es otra melodía preciosa y atemporal con el guapo piano de Dani y “On my radar” un nuevo delicioso medio tiempo con el violoncello.

Cambié el sentido de ‘Who makes you stay’ para este disco, creo que para mejor. ‘On my radar’ es una de las canciones que ha cambiado poco desde la demo, aparte de los chelos. Me gusta su naturalidad y su forma simple, en la que la fuerza de la melodía aguanta el peso de la canción. Algunas veces menos es más.    

“Sleepy head” o “Beggars and choosers” me recuerda  a los Smithereens de Pat DiNizio. ¿Está entre tus favoritos? ¿Qué músicos te empujaron a crear tus canciones cuando empezabas y qué músicos te ponen más ahora?

Bueno, estas dos canciones son de las más especiales del disco para mí. Son muy particulares. ‘Sleepy head’ está grabada en otro estudio, Urban Grabaciones, con Rafa Riego, antes de terminar de escribir el resto de los temas del disco. Fue la primera chispa que desencadenó en el disco. ‘Beggars & Choosers’ es una de esas canciones que funcionan tal cual, sin trucos. No es un single, pero representa el alma del disco. Un hombre con su guitarra y algo que decir. Sobre los artistas y grupos que me gustar ahora o que me inspiran, es una lista tan larga y con tantos detalles que no sabría por dónde empezar (Risas) 

El final con los más de 5 minutos de “Winter by the sea” es muy acertado. El disco casi se va hasta la hora de duración. ¿Mucho trabajo en la sombra y muchas ganas de dar rienda suelta a ideas y canciones acumuladas? Es una canción bastante larga. En realidad no estaba pensando en lo que duraban las canciones, es decir, no estaba buscando el single perfecto, solo buscaba lo que funcionase mejor para cada canción en el momento de grabarla. A veces con The Nash sí pensábamos en la duración de las canciones para mantener la mayor energía posible. Pero en este álbum el punto de vista era más tratar de crear espacios, sin prisas, sintiendo que estamos disfrutando lo que tocamos. Como una fiesta en camera lenta. (Risas)

¿Cómo están funcionando las presentaciones del disco y qué formación estás presentando para ello?

Después de 2 meses de su lanzamiento estamos empezando. Hay muchos shows que vienen este año. Ahora mismo estoy haciéndolos solo con mi acústica y a veces con Damián Tejedor, quien grabó unas guitarras en el disco a mi lado. La gente es muy generosa y vendemos muchos discos en cada show. Parece que funciona.  Hay muchos más shows previstos para el resto del año también con la banda, The Dark Sparks.  

¿Satisfecho con los medios puestos a tu alcance por Lucinda Records / Subterfuge (www.lucindarecords.com) para plasmar tus ideas?

Bueno, como yo soy, siempre quiero más. Ellos quieren hacer todo que se puede y están haciéndolo. Y por mi cuenta, con mi manager y amigos, también estamos haciendo más y más. Seguramente haya novedades pronto.  

Tu espacio por si quieres añadir algo o por si quieres animar a la peña a escuchar tu disco o tus directos.

Ya  se ha vendido toda la primera tirada de discos y estamos agotando la segunda. Creo que hay un movimiento invisible debajo de la tierra musical. Pronto va a ser la bomba. No pierdas la oportunidad de decir que tú estabas ahí primero. –Let’s enjoy the music together… and let me take you home with my album “show-motion party”. Thanks.

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share