Conciertos

 

24-09-2012

John Paul Keith. La Boite, Madrid


1

La coincidencia del show del de Memphis con el de Howlin’ Rain y la avalancha de conciertos programados para este otoño, que obliga a seleccionar cuidadosamente a cual acudir, hacen que la fantástica entrada de público sea un buen indicador de la expectación y las ganas que había de ver a John Paul Keith sobre las tablas. Y este no defraudó en absoluto.

Con formato de trío la noche comenzó con “Never could say no” anticipando lo que iba a ser el resto de la noche: muy buenas vibraciones con un inmenso catálogo de lo mejor de esta música que tanto nos gusta. John se mueve por unos parámetros más que conocidos por todos: rock’n’roll, rockabilly, surf, powepop, boogie, etc. Con la enorme virtud de no sonar a revival mecánico y aburrido, sino todo lo contrario: fresco, vital, estimulante y actual. Con todas estas cartas ganadoras a su disposición y una banda que siendo tres sonaban como cinco, a destacar la impresionante labor del batería y el propio John a las seis cuerdas, desplegaron un concierto muy orgánico y variado. En las que en aproximadamente dos horas de concierto, sonó de todo y de todas las formas posibles. Temas propios de sus dos álbumes  “The man that time forgot” y “Spills and thrills”, versiones de clásicos como Chuck Berry, temas melancólicos y rudo rock’n’roll, improvisaciones garajeras, magníficas melodías y una banda que se veía cómoda y feliz en su piel, disfrutando incluso más que el propio público. Lo que dada la cantidad de caras sonrientes al finalizar el recital, es decir bastante.

Una perfecta lección de cómo se toca rock’n’roll.

Autor: M. A. Velaza

Bookmark and Share