Entrevistas

 

14-09-2012

John Paul Keith, rescatando el espíritu de Nashville


1

Con todo merecimiento podemos decir, en voz alta, que el nuevo trabajo del guitarrista y cantante John Paul Keith, titulado "The man that time forgot, es uno de los mejores discos de este año, lleno de calidad absoluta en todas sus composiciones que abarca desde el tex-mex, garage, rockabilly y hasta el soul-pop. A partir del martes 18 de Septiembre le tendremos de gira por la Península Ibérica en siete ciudades en unos conciertos totalmente recomendable. Cogemos a John Paul Keith en un momento libre para que nos cuente un poco de su actualidad musical.

Primeramente quisiera que me dijeras en breves palabras cómo fue tu primera experiencia musical con The Viceroys

Fue una gran experiencia de aprendizaje. Aprendí mucho sobre la importancia de la simplicidad y de la claridad escribiendo música en ese grupo y como tienes que darlo todo no hay ninguna razón para hacerlo. Fue también mi primera banda así que fue ahí donde conocí la dinámica de estar en un grupo con otros tíos y cómo funcionan los grupos. Cuando queríamos tocar fuera, yo no quería volver a casa; tenía solo 19 años así que todo era nuevo para mí. Ahí fue cuando me di cuenta por primera vez de lo que quería hacer con mi vida.

Pasaste cinco años en Nashville, qué te aportó, o no te aporto, esta ciudad para tus sonidos.

Bueno, Nashvile fue también una gran experiencia de aprendizaje. Quiero pensar que Nashville fue donde aprendí la profesionalidad: llegar a tiempo, estar en armonía, hacer un buen trabajo. Ahí es solo la cultura; se espera que no actúes como un aficionado. Así que eso fue una buena cosa para aprender y me lo traje conmigo. También aprendí sobre los disgustos del negocio de la música. Nashville no se convirtió en algo hecho para mí, hablando creativamente. Cuando vivía allí, no había ninguna East Nashville. Si hubiese habido una, igual mi experiencia habría sido diferente. Pero Nashville ha cambiado mucho desde que me fui.

¿Cómo fue el inicio de la formación de The One Four Fives?

Recientemente me he mudado a Memphis y he estado dando vueltas por una tienda de guitarras llamada Taylor’s Music. El negocio lo llevaba Mark E. Stuart y John Argroves. Empecé a conocerles y me di cuenta que teníamos gustos e influencias similares. Mark me sugirió de alquilar un local y tocar versiones de country antiguo y principios del rock’n’roll, y lo hicimos. Ensayamos una vez en una hora y el show duró dos horas. No había nadie. Solo podía decirles la nota y el título de la canción y me podían seguir. Ahí fue cuando supe que seriamos un buen grupo. Nunca he sido capaz de hacer algo parecido. 

A lo largo de tu carrera musical, ¿cómo te has visto en tu evolución musical como guitarrista?

Cuando vivía en Nashville, me centraba casi completamente en escribir canciones y liderar el grupo. “Carerismo”, si prefieres. Creo que mi manera de tocar la guitarra sufrió por eso, lo que es una pena porque los mejores guitarristas del mundo viven en Nashville y siempre han sufrido. Tuve que haber aprendido más y trabajar más duro mi manera de tocar mientras viví allí. Más tarde estuve viviendo en Birmingham, Alabama, y dejé el negocio de la música completamente frustrado y me mudé a Memphis. Pienso que cuando lo dejé preocupándome componiendo canciones y estar en un grupo, naturalmente gravité hacia la manera de tocar la guitarra solo por la diversión. Luego me obsesioné con eso otra vez por primera vez desde que era un crío y empecé a mejorar. Cuando The One Four Fives se juntaron, sabía que quería centrar más la guitarra a nuestro show. Hacemos muchas canciones instrumentales que la gente parece apreciar. Me siento bien al no dejar a un lado la guitarra. Tocar la guitarra es una de las alegrías de la vida.

¿Para ti componer una canción es como un arte?

Es definitivamente un arte. Además de un oficio hay reglas, trucos y otras cosas que puedes hacer para mejorar una canción. Creo que el arte de escribir canciones está en decadencia en EEUU y el mundo de habla inglesa. Solía ser una de las cosas que mejor hacíamos, pero ya no somos muy buenos.

¿Cómo ha sido tu relación musical con Jack Oblivian y que destacarías de él como compositor?

Empecé a tocar la guitarra para él porque su manager no pudo hacer un tour Europeo en 2008. Aprendí mucho sobre que el gran rock’n’roll es algunas veces la cosa más simple en el mundo, pero increíblemente poderoso cuando lo haces adecuadamente. Es también un gran amigo. He tocado con él siempre que tocaba con alguien.

Tus máximas influencias musicales vienen dadas por el rockabilly, el pop de los sesenta, el country y más derivados de esa época.

Sí, estoy definitivamente influenciado por el rockabilly y la antigua música country, estas cosas aparecen en mi música. Probablemente porque vengo de una cultura que está cerca de estos estilos, y mi voz está a gusto cantando esto. Pero escucho todo tipo de música que ni te imaginarias. Soy un friki de la música. Cada vez que escribo una canción intento darme la oportunidad de aprender un nuevo estilo o una nueva variación de un estilo que ya conozco.

¿Te influye el público que asiste a vuestros conciertos a la hora de hacer nuevas composiciones?

Algunas veces lo hacen, otras no. Me gusta decir a la gente cuando estamos a punto de hacer una versión, o después de haber hecho una, para que así hagan la diferencia. Aunque lo tome como un cumplido, la gente no sabe si es una original.

¿Cómo fue la elaboración y grabación de este segundo disco "The man that time forgot"?

Lo grabamos en Water Valley, Mississippi, en Dial Back Sound, el estudio de nuestro productor. Primero lo grabamos en un cartucho de 8 pistas de una pulgada para luego pasarlo al Pro Tools y mezclarlo. Aún así suena bastante crudo.

En relación a tu primer disco, ¿querías darle a este nuevo algo distinto del anterior?

Trabajé mas duro en las canciones. Spills And Thrills salió muy rápido pero the Man That Time Forgot me llevó más tiempo para escribir. Creo que es más ecléctico.

Para la producción del disco has contado con Bruce Watson.

Sí, Bruce es genial. Me dice cuando una canción no es lo suficientemente buena y me dice que necesito volver otra vez a la pizarra. Eso es lo que necesitas de un productor. Tienes que ser capaz de creer en él.

Un disco de sabor añejo pero actual, repleto de energía ilimitada donde la melodía y energía están de una forma simbiótica y en donde hay una conclusión final, la grandeza de tus canciones.

¡Gracias! Eso es lo que esperamos hacer.

Un tema de este nuevo trabajo que me tiene enganchado es "Somebody dught to whiye a song about you". ¿Qué me puedes hablar de este tema?

Estaba intentando escribir algo como de country soul, como Charlie Rich o el álbum “From Elvis in Memphis”. También estuve escuchando mucho a Tyrone Davis and Motown. Esa fue muy difícil de escribir. Hice muchos borradores.

El disco "The man that time forgot" salió a finales del 2011 ¿Estas preparando temas nuevos para un próximo disco?

Sí. Acabamos de empezar a grabar algunas canciones en Sam Phillips Recording Service con Roland Janes, uno de mis héroes. No puedo esperar a volver al estudio.

Dentro de pocas fechas estarás de gira por estos lares. ¿Cómo van a ser estos directos?

Si no puedes venir a Memphis, te traeremos Memphis a ti

Muchas gracias.

¡Gracias!

 

Traducción: Marcos García 

 

Autor: The Profe

Bookmark and Share