Conciertos

 

14-07-2012

John Hiatt. Sala BBK, Bilbao


1

Tras una actuación tan rotunda como la vista tenemos que seguir teniendo fe en John Hiatt. También tenemos que tener más de un poco de fe en que pueda seguir entregando buenos discos como su reciente "Dirty Jeans And Mudslide Hymns" y en que siga haciendo conciertos especiales, rockeros y sentidos. No sólo es un gran compositor de éxito para artistas del calibre de Bob Dylan, Joe Cocker, Iggy Pop o Nick Lowe. También es un excelente cantante con varios discos imprescindibles. Arrancó brutal con "Master Of Disaster" en la que ya quedó claro que tenía un gran guitarra (y mandolinista) solista desde Nashville. Esta suerte de Graham Parker americano de 60 años atacó luego con "Tennessee Plates", uno de los pelotazos del disco más revisado de la noche, el "Slow Turning" del 88. Su mejor trabajo junto al "Bring The Family" del año anterior y del que también cayeron tres de sus joyitas. Hizo sus pinitos en castellano para presentarnos los dos temas del nuevo disco con especial mención para el "Adios To California" del que se extrae el título. Tras el arranque vinieron una serie de temas con destacada mandolina como el "Crossing Muddy Waters" y otro extraído del también excelente "Walk On". Ya a mitad de la velada la cosa se puso guapa de verdad con "Drive South", "Perfectly Good Guitar" y su aire a Neil Young y sus Crazy Horse o esa "Feels Like Rain" con partes vocales como las de los mejores tiempos de Van Morrison. También hubo guiños a ZZ Top o a J.J.Cale en el cierre con "Memphis In The Meantime" del "Bring The Family". Antes de esta nos explicó como aprendió sus primeros acordes a los 11 años para luego atacar el tema "Slow Turning". Entre los temas compuestos por él pero popularizados por otros grandes artistas no podía faltar (con su agradecimiento incluido dada su modestia) el "Thing Called Love" que llevó al número 1 Bonnie Raitt, ni la final en los bises "Ridin' With The King", de la que se ocuparon B.B.King y Eric Clapton. Lógicamente aquí las guitarras nos apabullaron. Claro que el momento cumbre fue el "Have A Little Faith In Me" para abrir los bises, un precioso tema que no deja de emocionar cada vez que se escucha. 15 temas y casi una hora y tres cuartos que supieron a poco pero que nos hacen mantener la fe en este artesano de la mejor música americana. 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share