Conciertos

 

21-04-2013

Jacco Gardner. Boite Live, Madrid


1

Los que hace un par de meses llorábamos la desaparición del chiflado de Kevin Ayers, tenemos un buen motivo para albergar algo esperanza en nuestros corazones. El motivo en cuestión se llama Jacco Gardner, un muchacho holandés de 24 primaveras que se ha estudiado a conciencia todos y cada uno de los discos de psicodelia publicados en la década de los sesenta y setentas.

Lo de este chico es un claro ejemplo de cómo aprovechar bien el tiempo y es que, a pesar de su juventud, ha logrado crear un delicioso brebaje con los mejores ingredientes y especias posibles: The Zombies, Brian Wilson, Syd Barreto el bueno de Kevin Ayers. Esto se plasma a la perfección en su disco de debut,“Cabinet Of Curiosities” (Trouble In Mind Records). En él, este mozalbete nos regala una delicadaobra de orfebrería pop, producida e interpretada casi al 100% por él mismo,en la que usando órganos, clavicordios, mellotrones y todo tipo de cacharrería analógicalogra asimilarlas influencias anteriormente citadasconsiguiendo evocar el sonido y sensaciones de aquellos maravillosos años. Su sonido puede recordar al de otro rescatador de sonidos lisérgicos como es Jim Noir, sólo que si éste último se centra casi exclusivamente en revivir el legado de The Beatles y Beach Boys, el abanico de influencias del neerlandés es mucho más variado y rico. El resultado del disco es tan bueno que la popularidad y reputación del chico no para de crecer, con reseñas en The GuardianPitchfork y el apadrinamiento de los mismísimos The Horrors. Pero al César lo del César porque aquí en España el sello santanderino Action Weekend estuvieron más espabilados que nadie y hace ya casi un año que le publicaron un 7”. Eso es tener ojo y buen gusto. Sí, señor.

Las dudas de un servidor al acudiralbolo consistían en si Jacco Gardner y los suyos lograrían plasmar en directo ese sonido tan peculiar y si los delicados arreglos de las composicionesaguantarían el tipo en vivo. Mis dudas quedaron disipadas rápidamente al comprobar cómo, al frente de su órgano y acompañado de guitarrista, bajo y batería, nos encandilabacon su desparpajo e inocente simpatía. Empezaron algo despistados, interpretando muy pronto unos de sus temas más conocidos “Clear The Air”. Pero pronto se contagiaron del entusiasmo de los casi 100 asistentes y fueron sintiéndose cada más cómodos a medida que iban cayendoalguna de sus gemas:“Puppets Dangling”, “Ridlle” o “Watching The Moon”. Durante la mitad del concierto mostraron su lado más experimental, deformando las canciones y alargándolas hacia terrenos inexplorados, demostrando la solvencia de una banda con más tablas de lo que su carnet de identidad pueda aparentar. El resultado fue excelente. Para el final dejaron alguna de sus canciones más ligeras en cuanto a arreglos como “Lullaby” , “The Ballad Of Little Jane” o “Chameleon” logrando efusivos vítores y aplausos por parte de todo el público presente la sala.

Apunten el nombre de este chico: Jacco Gardner, añádanlo a su playlist de Spotify, síganle en Bandcamp o háganse amigo de él en Facebook pero no le pierdan la pista porque algo me dice que en el futuro nos va a dar más de una alegría.

Autor: Pablo Borrero Fraile

Bookmark and Share