Conciertos

 

07-11-2011

Israel Nash Gripka. Azkena, Bilbao


1

¡Un par de importantes avisos! Aunque sus dos guapos discos han aparecido firmados como ISRAEL NASH GRIPKA hay que destacar que esta gira era & Band. Una buena y rockera banda que dio mucho juego. Israel ya había avisado que trajéramos nuestras botas para rockanrolear. Él también se las calzó. Unas camperas desgastadas como sus ropas y muy a juego con las barbas de varios días que gastaban todos. ¡Y tuvimos muy buen rock'n'roll de raíces americanas! El breve, pero intenso concierto basó mayormente su atractivo set-list en las canciones de su segundo trabajo, "BARN DOORS AND CONCRETE FLOORS" (Karonte). Resaltamos lo de atractivo set-list porque carecieron de él y lo que utilizaron como guión e inspiración para su concierto eran unas fotografías de potentes playmates. Tenía a mi lado en primera fila al gran fotógrafo de Ruta 66 y amigo, Dena Flows (ahora también batería de los recién presentados en directo Collider) que me reiteró que no eran una banda nada fotogénica. Nada de poses ni nada de posturas o gestos para la galería. Pero también comentamos que no daban para espectaculares fotografías pero sí que hacían estupendo y enérgico rock'n'roll. Comenzaron con muchas ganas y con dos guapas guitarras eléctricas. La gigante Gretsch del grandullón Israel y la Fender de su gran escudero que también nos deleitó posteriormente con exquisitos pasajes con la pedal steel guitar. Brilló por ejemplo esta pedal steel guitar en temas más paisajistas y relajados como "Drown" o "Four winds". En estos temas también demostraron sus excelentes y acopladas voces que iban de C.S.N.& Y. a Buffalor Springfield pasando por Eagles o nuestros The Fakeband. En otros momentos como la excelente apertura del nuevo disco, "Fool's Gold", nos trajo a la mente al gran John Mellencamp pero cuando todavía era Cougar. Viajó por toda la geografía americana con sus estuepndos temas "Louisiana" y "Baltimore". En alguno de estos guapos temas se respira en el disco el aroma de los Rolling Stones del "Let it Bleed" y de cuando más estuvieron influenciados por Gram Parsons. Sin embargo en vivo, canciones sentidas como estas, "Black and blue" o "Goodbye ghost" se acercaron mucho a la sensibilidad de John Fogerty y la Creedence Clearwater Revival. Hasta el tono rasgado y con rabia en la voz se acerca al más enérgico Fogerty. Echamos algo de menos su armónica pero la cosa se compensó con las fluídas guitarras eléctricas. Sin llegar a la hora se marcharon pero el Azkena estaba repleto de buenos fans que gritaron a rabiar para que regresaran y dieran un bis antológico culminado con una excelente revisión del "Like a hurricane" de Neil Young & Crazy Horse. Porque claro que sí, el canadiense es otro gran artista cuya esencia se respiró a lo largo de la genial velada. La gente estaba entusiasmada y compró un montón de discos y hasta agotaron los vinilos que traían con su último y estupendo trabajo. Ellos emocionados y con la pena de volver al día siguiente a su casa y con la satisfacción del trabajo bien hecho y sabiendo que habrán conquistado a un montón de peña para sucesivas giras. El año que viene queremos un concierto más largo y probablemente tendrá que pasar ya a salas con más aforo. ¡Qué pena otra media hora más de concierto...!

Fotografía: Dena Flows

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share