Entrevistas

 

13-01-2010

Gruta 77, apostando por el rock and roll


1

Camino de cumplir diez años, Gruta 77 se ha convertido en un local clave de la noche rockera madrileña. Para conocer la historia, funcionamiento, anécdotas y curiosidades de la sala ubicada en Carabanchel, entrevistamos a Juan Luis Nieto, también conocido como El Indio.   

¿Cómo y cuando surge la idea de crear Gruta 77? 

¿La idea de crear Gruta?, creo que nací con ella o que creció en mí el mismo día en que escuché mi primer rock and roll. Siempre he tenido dos pasiones, la hostelería y el rock. Después pasaron los años buscando financiación para unir ambas pasiones y crear Gruta´77, pero creo que existía en mi cerebro muchos años antes.   

¿Cuántas personas trabajan en la sala? 

Somos unos cuantos porque además llevamos unos locales de ensayo en las plantas superiores del mismo edificio. Luis y Juanra ponen las copas, Dani les ayuda a veces; Nuria y Andrés llevan la oficina y los números; Astray y Jaime hacen sonar la mesa; Diego es el crack que hace que todo dios se entere de quién toca cada noche; Emilio y Manolo cuidan de los buenos y apartan a los macarras; Marioara lo deja todo limpito para abrir al día siguiente; Charly es nuestro chico para todo, rotos y descosidos; Miguel Ángel, Elsa ,Ángel y nos cubren cuando libramos y Yo busco los grupos, pongo los discos y contesto a estas entrevistas.  

¿Qué opinas de la situación actual de las salas de conciertos en Madrid? 

Pues que voy a opinar…Si te gusta mucho, pero mucho, mucho el rock’n’roll monta una sala e intenta que te salgan las cuentas. No merece la pena que lo hagas si no te lo crees. Aún así, hay unos cuantos locos que tiran para adelante y creo que todos somos buenos colegas y compañeros. En la ciudad hay más de 40 salas peleando contra los elementos y con el miedo permanente a un cierre o una quiebra. Esta ciudad está perdiendo el alma pero precisamente por eso es importante que los locos andemos sueltos. 

¿Cuáles son los principales problemas a los que tenéis que hacer frente tanto dentro como fuera de la sala? 

La economía y la falta de implicación de las instituciones. No siempre salen los números y las normativas y reglamentos municipales y regionales te dejan siempre con el culo al aire. Los grandes festivales nos hacen bastante daño pero estoy contento de que existan. Además odio los supermercados y a los banqueros (sé que no tiene nada que ver, pero si no lo digo reviento). 

¿Cómo veis las ultimas polémicas relacionadas con las licencias y porteros de salas y discotecas madrileñas? 

El Bogui injustamente cerrado. La Plaza de las Artes injustamente perseguida. Muchos en el filo a la espera de una licencia que nunca termina de llegar…Lo de los porteros es la última chaladura: matan a un chaval en la puerta de una discoteca cuyo propietario es el Ayuntamiento de Madrid e incriminan a todo un gremio de trabajadores. Los cuestionan, los examinan y los ponen en la calle a ellos o en la ilegalidad a las salas que les contrate. Una de las preguntas del examen para poder trabajar como portero en un local, da al examinado, a elegir, las siguientes opciones: Si tienes un día libre que prefieres hacer ,¿quedarte en casa y leer un libro; puenting ;o ir al gimnasio? ¿Cuál es la respuesta correcta? ¿Un tío que hace puenting no está capacitado para encargarse de la seguridad de un garito?, ¿no puede ir al gimnasio? ¿Significa entonces que los policías, encargados de la seguridad de todos, tienen que estar en casa leyendo libros el día que libran? Por supuesto el examen solo se hace en castellano para que los inmigrantes queden excluidos. Tampoco pueden optar las personas con antecedentes penales, lo que viola el derecho de un ex convicto a su reinserción. Por supuesto si el portero de tu local no aprueba el examen tienes que despedirlo, ¿no es un despido improcedente provocado por la Administración? Es una majadería.  

Por el contrario, ¿Cuáles son los principales placeres y beneficios de trabajar en una sala de conciertos? 

Cada noche es un placer cuando se apagan las luces. Entonces es cuando escuchas el resultado de tu trabajo. Luego la gente se va acercando a la cabina para darte las gracias por traer a ese grupo. Gracias a ti, que has pagado la entrada, ¡tío! Cuando el grupo carga la furgoneta y entran en la sala a despedirse, el último chupito y un abrazo…hasta el año que viene, que os vaya bien la gira… Cuando escucho desde el escenario de Gruta esas canciones que llevo toda la vida pinchando, tocadas por los tíos que las compusieron me cago encima y se me saltan las lágrimas (no necesariamente por ese orden). Lo que más me gusta en esta vida es el rock´n´roll. Gruta 77 me da rock´n´roll cada noche, y eso compensa los disgustos. 

Además de programar conciertos, ¿desarrolláis alguna otra actividad? 

Como te decía llevamos la gestión de unos locales de ensayo y además somos promotora, es decir, también programamos en otras salas de la ciudad y montamos pequeñas giras. Colaboramos con un estudio de grabación (ESTUDIOS RENO) y, hasta hace un par de años, editábamos nuestra propia revistilla.  

A la hora de preparar las programaciones musicales, ¿Qué rige los grupos que van actuar? 

La calidad o la calidad que intuyes algún día tendrán en el caso de los más novatos. Hay cosas que tienes que rechazarlas por dinero cuando crees que el caché no es justo. Por supuesto todo ello dentro del concepto más genérico del rock and roll underground, ese que mueve poco dinero. 

¿Hay competencia con otras salas de la ciudad? 

Hay rollito sano. Wurlitzer es un garito hermano. Marcela y Juancho de El Sol son nuestros amigos. Trabajamos con Caracol, la Sala Heineken, Riviera... Sigo las programaciones de Siroco y Moby Dick. Para desengrasar no hay nada como Faemino y Cansado en la Sala Galileo. Entre semana me gusta ir al Café Central o a la Coquette a escuchar blues. Los cortos de La Boca del Lobo. Los pinchas del Costello. De cañas y de cena con Julio de Taboo y Germán del Café de la Palma. Los chicos del Barracudas. La experiencia de hablar con la voz de la experiencia: Dario del Buho Real, Ángel y Germán de Clamores, David de Siroco, Dick del Bogui o el Alimaña de la Boca. José haciendo la guerra sólo con la sala Reciclaje en Guadarrama. Los peleones del barrio programando en Vallecas y Carabanchel: Tekila Jimmy Jazz y Kike La Sala. Todos somos amigos. Todos estamos locos y eso une mucho. 

Coméntanos alguna anécdota curiosa que haya acaecido dentro de la sala 

Unos capullos de modernos se fueron a cenar después de la prueba de sonido para celebrar el cumpleaños del bajista y volvieron dos horas y media después del horario en que estaba anunciado el bolo.Los taxistas que se niegan a llevar al hotel a Köefte, cantante de Mad Sin, por puro miedo.La teletransportación del cuerpo en vida de Marky Ramone. Eso fue lo más raro de todo. 

Mejor y peor grupo que ha pasado por la sala 

Eso si que es difícil de contestar. De los malos, muy malos, que los hubo, siempre olvidas los nombres. Esos que graban la maqueta con ProTools y cuando les ves en directo dices: “¡Otra vez me la han colado!”. Y no sabes para donde mirar porque todos saben que los has contratado tú. De los buenos, muy buenos, es imposible decidir. Te doy unos cuantos nombres:Coal Porters, Dr.Ring Ding, Man or Astroman, Danko Jones, Heavy Trash, Dictators, Dick Dale, Stiff Little Fingers, Coronas, Hives… y por supuesto los Cynics. 

¿Cómo ves el futuro? 

Negro. El color del rock´n´roll.

Autor: Rafa García-Moreno

Bookmark and Share