Artículos

 

10-06-2014

Deep Purple, el directo más famoso de la Historia


1

¡Nunca jamás olvidaré este histórico directo! Ahora hay músicos que me gustan mucho más que los DEEP PURPLE, aunque siempre los respetaré como los más grandes de un estilo. Para mí, además, casi por encima de los rivales, Led Zeppelin y Black Sabbath. El caso es que dando yo mis primeros pasos en este mundo musical, un primo macarrilla me sugirió que comprara el "MADE IN JAPAN" (Universal). Corría el año 77 (uno arriba o abajo) y entonces podía comprar un disco de vez en cuando después de babear largo rato por las estanterías del entonces básico Corte Inglés. Valía un pelín más al ser doble, pero me armé de valor. Tenía 11 o 12 años y me costó más de lo previsto entrar a fondo en él. Pero, claro, después de semejante desembolso para un mocoso, me tenía que gustar. Al parecer no soy al único chavalín que le cautivó pues en las notas interiores del estupendo libreto de 20 páginas de la DeLuxe Edition, Slash, también opina igual.

Al principio me capturó lógicamente el ya conocido e inmortal riff del 'Smoke in the water'. Poco después comencé a flipar con la arrolladora velocidad y fuerza del 'Highway star', con ese órgano de Lord echando chispas. Todavía nos ponemos como energúmenos en el txoko los colegas cuando la pinchamos en alguna fiesta alcohólica animada. El genial lento, 'Child in time' fue la siguiente perla que me hizo quedarme afónico intentando emular esos gritos en celo de Gillan. Nunca pude con 'The mule'. Lo siento, no me gustan los extensos solos de batería y mucho menos aún en disco. En directo, bueno. Luego llegaron esos aires de blues insinuante de 'Lazy'. Me gusta ahora más la versión de estudio del 'Strange kind of woman', pero aquí también les quedó niquelada. Por último en esa época no conocía todavía muchas canciones que ocuparan toda 1 cara de un disco, pero poco a poco fuí gozando del rollo progresivo de 'Space truckin' y esos juegos entre los teclados de Lord y las guitarras de Blackmore. 

Por supuesto, yo soy de los que afirmo que no hubo jamás otra formación de los Purple como la de Blackmore, Gillar, Glover, Lord y Paice. Por mucho que Coverdale o Hughes también firmaran buenos momentos con la banda. No quiero dejar la ocasión, también, sin recomendar ese magnífico tocho de 630 páginas con la firma de José Galván, "Deep Purple: Un Mundo Púrpura" (Lenoir Ediciones). Cualquiera que quiera conocer la trayectoria de estos clásicos tiene todo lo que quiera buscar.

Como es habitual en estas reediciones de lujo de Universal hay múltiples ediciones. Las más golosas son dos Box Set en Ediciones Limitadas. Una con 9 LPs y otra con 4 compactos, más un DVD y un 7". Ya más asequible la DeLuxe Editon habitual consta de un segundo e interesante compacto y de ese flamante libreto del que hemos hablado con los magníficos textos de Malcom Dome. El disco nos trae los bises de las tres mágicas noches del 72 en Osaka y Tokyo. 'Black night' fue fija y no me extraña porque es otro de sus mejores y más arrolladores temas. 'Speed king' es otra brutalidad cercana a la mítica 'Highway Star'. Por último, una de las noches sorprendieron con una lograda 'Lucille' del gran Little Richard. Ah, y las nuevas remasterizaciones en Abbey Road lo hacen sonar todavía mejor y sin utilizar ningún overdubbing lo consiguieron. Sin duda alguna. ¡Una de las mejores bandas de los 70 y uno de los mejores discos en directo de la historia! 

Autor: Txema Mañeru

Bookmark and Share