Conciertos

 

24-05-2011

Dan Sartain. Wurlitzer Ballroom, Madrid


1

Cuando Dan Sartain comentó en una entrevista que su instrumentación era fruto del azar, o más bien, de lo le que traía el curso del río, los codazos fueron generalizados y pocos supieron lo que en realidad quería decir.  

Pero el 19 de mayo todos los que acudieron a verle a la sala Wurlitzer Ballroom lo entendieron: el de Alabama no necesita más que la voz y una guitarra para que sus temas demuestren la personalidad que todo rockero emana. Sin siquiera dignarse a mirar al público, entonó con voz profunda los temas de su último disco Lives. No hubo descansos y apenas se notaron los cambios de una canción a otra; daba igual, los tintes de R&B, de rock y del rockabilly más americano eran la señal de que Dan Sartain sabe lo que se hace. Incluso se atrevió a hacer guiños a otros grupos. 

A mitad del concierto subieron al escenario un bajista y un batería (ambos componentes del grupo Two Tears) y el estilo se volvió más duro, onda Ramones. Lo que encantó a los que por allí estaban y les animó a acercarse al lugar donde se vendían sus discos para hacerse con uno. Tan embelesados estaban que ni siquiera se quejaron cuando a los escasos cuarenta y cinco minutos de haber comenzado, Dan se fue sin mirar atrás, sin bises ni despedidas.  

Debe ser que el muchacho prefiere reservar su cordialidad para el día de mañana y la guarda intacta en la funda de la guitarra justo antes de salir al escenario.

 

Aunque, suposiciones aparte, lo que sí demostró en Madrid es que su personal sonido le pertenece por derecho propio, sin trampa ni cartón; sólo una guitarra y un micrófono (y una Mahou).

Fotografía: Alberto Martín

Autor: Esther Martin Sanchez-Ballesteros

Bookmark and Share