Conciertos

 

27-01-2014

Cass McCombs & Frank Fairfield. La 2 Apolo, Barcelona


1

Hay músicos a los que desde el primer momento en que los escuchas sabes que serán grandes. Eso nos pasó con Cass McCombs cuando pisó nuestras tierras por primera vez. Han pasado ya unos años desde entonces pero sigue sacando discos excelentes, redondos, clásicos instantáneos. Ahora venía a presentarnos su último trabajo Big Wheel and other stories. Además lo hacía con un telonero de excepción, Frank Fairfield. Merecía la pena llegar a tiempo para no perdérselo. El Old time de este texano nos hechizó mientras duró su actuación. Nos sentimos transportados hace un siglo o más. Con su característica voz arrastrada nos cantó canciones tradicionales y de cowboys, acompañadas únicamente por violín, banjo y guitarra. Sentado en una silla, como si estuviese tranquilamente en el porche de su casa nos llevó al southwest americano. Cerró la noche con una canción tradicional de allí, “Las Isabeles”, dejándonos con ganas de más.

McCombs y su banda salieron al escenario con una sala llena y expectante, prácticamente en adoración. Empezaron con “Big Wheel” de su último trabajo. Y no pararon. Excelentes músicos le acompañan y sirven para crear esas melodías hipnóticas tan características de su música, su toque personal. Canciones potentes y rockeras junto a otras intensas pero intimistas, delicadas, eso es algo que McCombs sabe combinar a la perfección. Con su música logra imbuirnos de melodías que se nos meten dentro hasta quedarse pegadas a nuestro cuerpo. No faltó “Brighter” que cantó en el disco Karen Black. Puede que no sea amigo de hablar en los conciertos, a penas si se despidió al final del mismo, pero tampoco hace falta, su música habla por él. Hizo un repaso de su discografía y sonaron temas como “There Can Only Be One” y también “Name written in water”, “Don't Vote”, “Morning Star” o la rítmica “That's that”. Se despidió en los bises con la excelente “County Line” y nos dejó pensando que habíamos visto otro de esos grandes conciertos a recordar. 

Autor: Anabel Vélez

Bookmark and Share