Conciertos

 

20-04-2015

Brighton 64, The Limboos & Fogbound. Las Armas, Zaragoza


1

Primer concierto de la gira de presentación de Modernista (BCore, 2015), enmarcado en la primera edición del Strawberry Fest, un festival dedicado a la cultura de los años 60. Brighton 64 congregaron a un buen número de fans mods, muy jóvenes algunos de ellos, que querían ver por primera vez a unos iconos del movimiento mod de los años ochenta. Han pasado casi veinte años de la última actuación de los catalanes en la capital maña, y desde su regreso a los escenarios, todavía no lo habían hecho allí. Respecto a su actuación, hay que señalar que el ritmo de ella fue de menos a más. Las primeras canciones sonaron mal; por una parte, el sonido no acababa de ajustarse y por otra, los típicos nervios e imperfecciones del inicio de gira no ayudaban mucho. Arrancaron con la instrumental “La manta de Linus” enlazando con la canción titular de su excelente nuevo álbum. Ricky, Albert y Jordi, junto al nuevo en la banda Eric, mostraron destellos de calidad, con Albert emulando a Pete Townshendy Chuck Berry y Jordi desatado en el teclado. Tras la versión de Los Negativos “Fotos del ayer” y la colaboración de Álex Cooper, presente entre el público, el grupo remontó ayudado por un mejor sonido que acabó por arreglarse. A partir de aquí, el concierto fue mucho más fluido y tocaron clásicos de su repertorio como “Bola y cadena”, “El mejor cocktail”, “La casa de la bomba” y el himno mod“Barcelona Blues”. En resumidas cuentas, primer asalto de la gira de Brighton 64 marcado, casi por igual, por luces y sombras.

Del resto del festival, mención especial merecen The Limboos, una banda madrileña surgida de los gallegos The Phantom Keys que, a diferencia de éstos, añaden ritmos cálidos y latinos a su sonido rhythm and blues. Precedidos por unas buenas críticas, un fulgurante single y un sensacional trabajo titulado Space Mambo (Penniman Records, 2014), TheLimboosvolvían por estas tierras para continuar con su predicación y, al mismo tiempo, para hacernos bailar. La banda sonó muy bien y demostró que no sólo dominan el r&b, sino también otros géneros como el soul, el ska y el latineo, mezclados de una manera que ellos han denominado “sabrosura”. Es en esta faceta donde destacan, como contrapunto al rígido r&b, canciones como “Nervous”, JambalayaWalk” o “Space Mambo”. Una de las particularidades de la banda reside en su exótica batería Daniela Kennedy, coautora con Roi de la mayor parte de las canciones, y capaz de golpear con elegante estilo swing su instrumento. Sergio Alarcón, versátil músico con la guitarra, el teclado y la percusión, logró impregnar de coloridos ritmos la música de Limboos, invitando al baile más propio de épocas pasadas.

Por su parte, Fogbound, gallegos también de procedencia, mostraron su amor por la psicodelia de los primeros Pink Floyd y el hard-rock ácido de Deep Purple o Atomic Rooster, con una poderosa presencia de guitarra y hammond, teniendo como telón de fondo una excelente proyección de dibujos de formas psicodélicas.

Autor: Rubén Vela

Bookmark and Share