Entrevistas

 

25-04-2011

Big Sexy Noise, intoxicante y feroz


1 2

Después de arrasar en su mini gira española formando tándem con John Sinclair, ese monstruo bicéfalo llamada Big Sexy Noise prosiguen en su misión de aberrar escenarios de media Europa. Contactamos con Lydia Lunch y James Johnston, estado mayor del sonido sexy, para que nos hablen de pasado, presente y futuro de este inquietante proyecto. 

Háblanos de como fue la toma de contacto entre ti y Gallon Drunk, sigues viviendo en Nueva York y ellos  en Inglaterra, habíais tenido alguna relación musical antes de comenzar Big Sexy Noise.

Lydia Lunch (LL): En los últimos 6 años he estado habitando en Barcelona. Tras abandonar  NY en 1990 estuve viviendo sucesivamente en Nueva Orleans, San Francisco, Pittsburgh y LA, Gallon Drunk tienen su base en Londres. Mi primer contacto con ellos fue hace más de una década a través del saxofonista Terry Edwards, cuando estaba interesada en el jazz negro y la música ambient. Entonces invité a Ian White a colaborar con nosotros, y algunas veces se nos unía James.En 2007 fui invitado por la banda a cantar en su single “Doughboy”. En aquel tiempo hacía muchos shows con cintas pregrabadas, proyectando imágenes sobre las que Ian White añadía batería y percusiones varias. Fue en un festival de poesía en Italia en el 2009 donde comenzamos a darle vuelta al término “Big Sexy Noise” … una frase que describía el sonido que deseábamos para el grupo, por eso nos quedamos con el nombre.

Musicalmente hablando, que tenéis en común, cual ha sido la base desde la que habéis edificado este proyecto.

LL: Las ganas de crear un hard rock lascivo y divertido que derribase toda esa mierda post punk sobre producida que satura las emisoras de radio. 

Factor común en vuestra música es la ira y tensión que desprende. Tú lo  expresas especialmente en forma verbal, Gallon Drunk mas instrumentalmente, ha sido fácil acoplar estas dos visiones musicales. Como ha sido en este sentido el proceso compositivo de los temas, os reunís para ensayarlos u os enviáis ideas y luego las acopláis?

LL: James y yo escribimos todas las canciones intercambiándonos ideas. Ambos estamos plenamente involucrados en la energía y el ritmo que deseamos para nuestra música, es algo que emerge de una manera absolutamente natural. Entonces lo ensayamos, sin pensarlo demasiado. 

De donde salen los textos de tus canciones, son vivencias personales, o también sacas ideas del cine y la literatura que consumes?

 

LL: Casi siempre de experiencias de la vida real, y también de películas y literatura, claro. A veces de un comentario tonto que se me escapa con ligereza en un bar de carretera.

En vuestra gira española habéis estado acompañados por John Sinclair, una figura fundamental del movimiento contracultural de los años setenta, al que tú secundas a la guitarra. No se si eres seguidor de la escena de Detroit de aquellas fechas (MC5, Amboy Dukes), ¿cómo ha sido tu relación con Sinclair, nos puedes contar alguna anécdota?

James Johnston (JJ). Actualmente me considero mas fan de The Stooges, pero por supuesto también me gustaban MC5. Ha sido una gran experiencia para mí colaborar con John Sinclair, hicimos dos noches (Madrid y Barcelona) donde improvisamos con total libertad, teniendo como base el blues. John es una persona que se mantiene firme en sus principios desde hace muchos años, además su trato conmigo ha sido muy amigable y extremadamente abierto a mis opiniones. 

¿Cómo ves a la larga vuestra colaboración con Lydia, crees que puede alargarse en el tiempo y grabar más material?

JJ: Sin duda, Big Sexy Noise cada vez funcionan mejor en directo, y cuando acabemos nuestras actuaciones de verano me pondré a escribir nuevos temas. Primero tenemos que grabar el nuevo disco de Gallon Drunk.

Eres colaborador habitual de Nick Cave, incluso hay quien te señala como responsable del regreso de Cave a su mejor forma musical, dejando a un lado su faceta de corner siniestro. Estás por tanto acostumbrado a colaborar con artistas que gozan de reconocimiento masivo, sin embargo tu obra al frente de Gallon Drunk tiene amplio reconocimiento crítico pero escaso eco a nivel de público. Como te enfrentas a esta realidad?

JJ: Estamos acostumbrados a ello y no afecta para nada a nuestra producción. Tocar en directo con Gallon Drunk, con Terry y Ian, es una catarsis muy necesaria y estimulante. 

Por último, han pasado ya 4 años desde vuestro último disco “The Rotten Mile”, cuando tendremos nuevas grabaciones de tu banda 

JJ: Saldrán este año, estamos grabamos en abril en Hamburgo y seguiremos grabando en mayo  

Autor: Manuel Borrero/Carolina Fraile

Bookmark and Share