Conciertos

 

28-05-2012

Anni B Sweet. Joy Eslava, Madrid


1

Si un grupo caldea una sala de conciertos con música de guitarra clásica antes de empezar, es que te está hablando sin decir nada. No puede ser una coincidencia que algo así, en lugar de su disco anterior, sonara antes de que Anni B Sweet saliera al escenario para presentar su segundo álbum. 

Y no lo fue. Desde el primer momento la cantante dio muestras de que en este segundo trabajo, Oh Monsters!, ha madurado, y su voz, grave y profunda, ha adquirido más personalidad. Con tintes parecidos a la tesitura de Russian Red, pronto se distinguió por una interpretación más verdadera, más de ¡así soy yo!

Eso sí, esta musa que lleva dentro sólo aparece con un micrófono mediante; sin él, la malagueña es tímida, tímida.

Si la voz, por sí sola, denotaba un dominio absoluto, la banda no se quedó atrás. Entre todos funcionaron como una amalgama perfecta de sutilezas muy bien pensadas. El guitarra demostró que maneja varios estilos y se puso a hacer armónicos para doblar la melodía; la trompeta reforzaba donde era preciso hasta fundirse con Anni; el batería se salía de la norma creando ritmos y matices, más conocedor de tempos mil veces divididos que del típico 4/4 de negras y corcheas al que estamos aburridamente acostumbrados; el del teclado lo mismo arpegiaba con una guitarra que con las teclas, y por último, el bajista, que seguía a la cantante también en los coros. En resumen: “musicazos” todos.

Junto a los nuevos temas, ayudada por colaboradores y animada por un público entregado y numeroso, hicieron aparición los que ya han hecho posible que esta cantante sea solicitada en escenarios extranjeros con tan sólo un disco: “A sarcastic hello” o “Take on me”. Y del nuevo trabajo fue “Getting older” el que tiene pinta de convertirse en el más conocido por su fuerza y su letra.

Una hora fue suficiente para deleitar y demostrar que Anni B Sweet no ha hecho más que comenzar, y que tras haber compartido raíces con muchos, se está haciendo un hueco en la música Indie-folk del panorama musical no sólo nacional. Este último disco viene a conformar una música más pensada y mejor hecha, el punto justo para evolucionar que le hacía falta. 

Autor: Esther Martín

Bookmark and Share